Cortesía EXPANSIÓN ((RAMON SANCHEZ BELMONT)

Jorge Vergara, presidente fundador de Grupo Omnilife, murió a los 64 años a causa de un paro cardiorrespiratorio. 

Su hijo, Amaury Vergara, confirmó la muerte de su padre en Nueva York, Estados Unidos, a través de un comunicado.

“Honraremos a mi padre como él siempre nos enseñó con su ejemplo: trabajando un día y el otro también, cuidando a la gente y logrando nuestros sueños”, mencionó Amaury en el documento.

El empresario mexicano destacó en el mundo de los negocios y fue fuente de inspiración de emprendedores. Para recordarlo, te compartimos algunas sus lecciones en el mundo de los negocios. 

1Dar el primer paso

Inició su carrera empresarial con un negocio de carnitas, que no funcionó. Después se fue a Estados Unidos y se unió a la empresa multinivel Herbalife. Después de lograr el primer lugar de ventas en Estados Unidos con esta compañía, Vergara, junto con dos socios estadounidenses, fundaron Omnitrion USA en 1989, cuyo producto principal era una vitamina líquida desarrollada por Durk Person y distribuida por Omni IV, actualmente conocida como Omniplus, escribe Expansión.

El 11 de noviembre de 1991, Vergara y sus socios fundaron Omnitrion en México. La empresa dedicada a la fabricación y comercialización de productos nutricionales, comenzó a operar con seis distribuidores, tres empleados y 100,000 dólares prestados como presupuesto. Los productos fueron bien recibidos en México, por lo que la empresa creció rápidamente.

En el año 2000 la compañía cambió su nombre a Omnilife, como se le conoce actualmente.

2No temer al fracaso

El empresario jalisciense refirió que cuando inició Omnilife, en 1991, su familia le decía que tuviera cuidado “porque era peligroso y capaz que se morían los clientes, es decir, aún no inventábamos el producto y ya me estaban diciendo que tuviera miedo”.

En una entrevista publicada por Notimex en 2016 recordó que para iniciar Omnilife también invitó a algunos de sus familiares para que lo apoyaran con capital, pero solo dos lo hicieron, porque los demás no confiaban en el proyecto.

3Crear oportunidades

El empresario mexicano cuando compró al equipo de futbol mexicano Chivas del Guadalajara, en 2002, y posteriormente creó una franquicia con el mismo nombre en Estados Unidos, la cual actualmente ya no existe, dijo:

“Chivas se trató de un proyecto en el que nadie creía, pero que finalizó con la creación Chivas USA, un proyecto que fracasó como marca, pero que financieramente no estuvo mal, del cual también aprendimos lecciones”.

Así, refirió que en México aún “no nos creemos capaces de emprender, sin embargo, para el país es indispensable que los pequeños negocios crezcan, si es que se quiere contar con el empleo suficiente para la gente que sale de las universidades”.

4Visión de negocio

Tras varios meses de negociaciones, en 2002 Jorge Vergara llegó a un acuerdo para comprar a las Chivas.

En visitas previas al club y a los jugadores, Vergara ya dejaba ver su espíritu ambicioso al prometer que los vestuarios del equipo “serán mejores que los del Manchester United”.

Al reunirse con los jugadores del club, a quienes explicó la operación de compra, Vergara dijo que el equipo buscaba “hombres que tengan un crecimiento personal” y ofreció a los futbolistas educación para hablar con la prensa y para continuar con su vida después del deporte.

El primer partido como directivo de Chivas le valió al equipo jalisciense una victoria ante Toluca. Al parecer las reglas nuevas le sirvieron al club. “Aquí no vamos a cambiar goles por zanahorias”, dijo el empresario, que prometió no pagar dinero extra a los jugadores por ganar partidos.

CON INFORMACIÓN DE EXPANSIÓN.MX

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre