Envato-Elements

Fieles a su cita a principio de año, las Cuadrántidas, una de las lluvias de estrellas más espectaculares, alcanzará su máximo de actividad la noche del 3 al 4 de enero, en especial durante la madrugada.

Las Cuadrántidas muestran su pico de actividad durante la primera semana del año y el máximo se espera a las 08.20 horas GMT del día 4, cuando la constelación del Boyero esté alta en el cielo y ya no se vea la Luna, ha informado el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

La actividad final de meteoros se espera -en media- uno cada cuatro minutos, algunos de ellos brillantes si se observan desde un lugar oscuro y con horizontes despejados.

Las tres lluvias de estrellas más espectaculares del año son Perseidas (agosto), Gemínidas (diciembre) y Cuadrántidas (enero) y aunque la más conocida es la primera, las otras dos “nunca defraudan”, con una actividad que alcanza los 100 meteoros por hora, recuerda la nota de IAC.

Las Cuadrántidas no siempre son fáciles de observar pues el periodo más fuerte de actividad solo dura unas seis horas, señala en su página web la Organización Internacional de Meteoros (IMO).

El radiante -punto del cielo donde parecen “nacer” los meteoros- se encuentra localizado cerca de la Osa Mayor, en la constelación del Boyero, que ocupa parte de la desaparecida Quadrans Muralis (de ahí su nombre), por eso esta lluvia de estrellas no presenta alta actividad en el hemisferio sur.

Tanto las Cuadrántidas como las Gemínidas tiene un origen distinto del resto de las llamadas ‘estrellas fugaces’, que son pequeñas partículas de polvo, algunas menores que granos de arena, que van dejando los cometas a lo largo de sus órbitas alrededor del Sol.

La corriente de partículas resultante debido al “deshielo” producido por el calor solar, se dispersa por la órbita del cometa y es atravesada cada año por La Tierra en su órbita alrededor del Sol.

Durante este encuentro, las partículas de polvo se desintegran al entrar a gran velocidad en la atmósfera terrestre, creando los conocidos trazos luminosos que reciben el nombre científico de meteoros.

Pero en el caso de Cuadrántidas y Gemínidas no existe ningún cometa que coincida con la trayectoria de la nube de “escombros” sino que su origen son asteroides: el 2003 EH para las primeras y el 3200 Phaeton para las segundas.

El asteroide 2003 EH, que tarda 5.52 años en orbitar el Sol es posible que sea un cometa muerto o un nuevo tipo de objeto sobre el que hablan los astrónomos y al que a veces se denomina “cometa-cohete”, señala el IMO.

Este año, una vez más, se podrá seguir la lluvia de estrellas en directo desde el Observatorio del Teide, a través del canal sky-live.tv, con la colaboración de proyecto europeo EELabs.

La cita será a las 06:30 hora GMT y aunque “siempre cuesta levantarse a las seis de la mañana” y más si se está de vacaciones y con frío, el espectáculo valdrá la pena, señala el astrónomo del IAC Miquel Serrat-Ricart.

“Este año no tendremos Luna, por lo que podremos presenciar un bonito espectáculo con una actividad rozando los cien meteoros por hora”, agrega el astrónomo en el comunicado.

*CON INFORMACIÓN DE EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre