La serie Chernobyl terminó pero el daño de la catástrofe real continua
HBO / Sky Atlantic

Chernobyl, la exitosa serie coproducida por HBO y Sky, llegó a su fin en junio, pero se mantiene en el puesto número uno del ranking de los 250 programas de televisión más populares de acuerdo con IMDb

La organización ambientalista Greenpeace la reconoció recientemente como “fiel a la realidad” con una “atención a los detalles de la época es asombrosa” y una “reproducción impecable” del accidente nuclear sucedido en 1986 para el público. 

Sin embargo, considero importante recordar a los televidentes que “la catástrofe de Chernobyl no es historia”, pues sus efectos continúan hasta nuestros días.

Chernobyl hoy

Denis Sinyakov / Greenpeace

Tras el accidente nuclear sucedido el 26 de abril de 1986 en la central Vladímir Ilich Lenin, ubicada en el norte de Ucrania (entonces territorio de la Unión Soviética), a unos 18 kilómetros de la ciudad de Chernóbil, casi 350,000 lugareños fueron evacuados. 

Hoy, destacó Greenpeace, aproximadamente cinco millones de personas aún habitan áreas oficialmente designadas como “contaminadas”.

e anticipa que los efectos de la explosión aún causen 9,000 muertes más, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y, hasta el momento, se calcula que unas 100,000 personas han perdido la vida a causa de cánceres vinculados al accidente nuclear

Greenpeace consideró que esta cifra continuará en aumento entre la población que vive dentro de las áreas contaminadas, ya que sigue expuesta a la radiación tanto de forma interna como externa. 

La exposición interna se da mediante “lo que ingresa al cuerpo a través de la comida o la respiración, y es mucho más difícil de rastrear y evaluar que la exposición externa”, explicó la ONG. “Una sola partícula de material radioactivo dentro de un pulmón puede permanecer allí indefinidamente. Esto puede causar graves riesgos para la salud”.

Aún existen unos 10 reactores en funcionamiento en Rusia, del mismo tipo del que estalló en Chernobyl hace 33 años, causando una radiación 30 o 40 veces más elevada que la registrada en la ciudad japonesa de Hiroshima por la explosión de una bomba atómica, en agosto de 1945.

Conoce más sobre lo que ocurre hoy en la planta de Pripyat aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre