artist's impression of an exoplanet adventure

Los científicos de la NASA están explorando una estrategia nueva y peculiar para construir una base lunar y otras estructuras fuera de la Tierra con la ayuda de hongos.

La agencia espacial consideró por primera vez la posibilidad de crear hábitats espaciales hechas de hongos en 2018, pero ahora los científicos están realizando pruebas para determinar qué tan bien podría crecer el hongo micelio en el suelo de Marte, asegura Space.com

Si los estudios son favorables, permitiría a los futuros astronautas construir asentamientos fuera de este mundo sin necesidad de llevar consigo materiales de construcción caros y pesados ​​desde la Tierra.

Campos espaciales

La investigación espacial que plantea la NASA es enviar hongos latentes a una base lunar, darles agua y las condiciones adecuadas que promuevan el crecimiento, según un comunicado de la agencia especial.

Eso también requeriría un suministro de bacterias fotosintéticas para proporcionar nutrientes al hongo. Una vez que el hongo crezca en la forma de una estructura, será tratado térmicamente, matándolo efectivamente y convirtiéndolo en un ladrillo compacto.

“En este momento, los diseños tradicionales de hábitat para Marte son como una tortuga: llevar nuestros hogares con nosotros a nuestras espaldas, un plan confiable, pero con enormes costos de energía”, dijo la investigadora principal Lynn Rothschild en el comunicado.

“En cambio, podemos aprovechar los micelios para cultivar estos hábitats cuando lleguemos allí”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre