Las estrellas supergigantes azules son como las estrellas de rock: viven aceleradamente y mueren jóvenes. Esto las hace raros y difíciles de estudiar.

Antes de que se inventaran los telescopios espaciales, se habían observado pocas supergigantes azules, por lo que nuestro conocimiento de estas estrellas era limitado.

Un nuevo estudio, publicado en la revista Nature Astronomy, demuestra cómo la astrosismologia está ayudando a revelar secretos de estrellas muy masivas denominadas supergigantes azules.

La “música” en el interior de estas estrellas sonaba hace tiempo, pero solo ahora “se han abierto las puertas del concierto”, señaló Sergio Simón-Díaz, investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias y la Universidad de la Laguna, en España, y uno de los autores del estudio.

Puedes leer: Millones de estrellas ‘bailan’ en pareja

El uso de la astrosismología es posible gracias a telescopios espaciales de última generación como Kepler y Tess, de la NASA, que permiten observar las variaciones en en el brillo de estrellas durante períodos prolongados de meses, destaca BBC Mundo.

“Estas estrellas en todo momento están teniendo esos movimientos en su interior, pero solo ahora hemos tenido la posibilidad observarlas de manera continuada”, afirmó Simón-Díaz. Aquí puedes oírlas

“Hemos cogido el audífono y nos hemos puesto a escuchar de manera apropiada esa música que emiten las estrellas”.

“Todas las estrellas aunque nosotros las veamos como puntos de luz en realidad no tienen siempre el mismo brillo”, señaló Simón-Díaz.

“Esa variación del brillo superficial se debe a que en el interior están ocurriendo movimientos, pulsaciones y fenómenos físicos de ese tipo que se transmiten hasta la superficie y hacen que la luz se vea alterada por esos terremotos estelares”.

Lee: Si el cielo está lleno de estrellas, ¿por qué la noche es tan oscura?

La astrosismología es posible gracias a telescopios de última generación como Kepler, que observan variaciones en el brillo estelar durante períodos prolongados.

“Cuando se generan terremotos en la Tierra, esas ondas se transmiten en forma diferente dependiendo del medio que se propagan, es lo mismo que ocurre con los sonidos que no se transmiten igual en el aire que en agua”, explicó el astrónomo.

“Entonces, gracias a como se transmiten esos sonidos a medida que va atravesando diferentes materiales podemos tener información de las propiedades físicas en capas internas de la Tierra o en las estrellas, gracias al estudio de esas ondas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre