ekvv.uni-bielefeld.de

CON INFORMACIÓN DE CNN EN ESPAÑOL Y LA UNIVERSIDAD DE BIELEFELD

La Mona Lisa o  La Gioconda de Leonardo Da Vinci, obra de arte mundialmente reconocida, destaca por dos aspectos en particular: su sonrisa y su mirada fija. Algunos aseguran que ésta última sigue a los espectadores que la observan, pero, ¿en realidad ocurre este fenómeno?

El fenómeno científico ‘Efecto Mona Lisa’, que se deriva de la obra de Da Vinci, ocurre cuando observamos una imagen y ésta da la impresión de que la mirada del sujeto que se encuentra en la pieza parece seguirnos mientras nos movemos frente a ella.

Lee: La ciencia descifra la sonrisa de la Mona Lisa

De acuerdo con el sitio de noticias CNN Español, científicos de la Universidad Bielefeld de Alemania descubrieron, a través de una investigación publicada en la revista i-Perception, que este efecto no se produce con La Gioconda.

El profesor Gernot Horstmann y su asistente Sebastian Loth realizaron un experimento que consistió en desplegar la obra de arte en una pantalla de computadora. Posteriormente, se les solicitó a los participantes que midieran la dirección de la mirada en una regla de carpintero de dos metros colocada horizontalmente entre ellos y la pantalla.

ekvv.uni-bielefeld.de

Los investigadores también modificaron el tamaño y el área visible de la Mona Lisa para determinar si la percepción de su mirada estaba influenciada por elementos particulares de su rostro.

Se les pidió a los participantes que respondieran a la pintura en varios grados de zoom, entre 30% y 70%, y vieron cortes que solo incluían sus ojos y nariz, así como otros que mostraban toda su cabeza.

Para evitar que los participantes tomaran la misma medida en la regla cada vez, Horstmann y Loth también les mostraron la Mona Lisa movida 3.4 centímetros hacia la izquierda y hacia la derecha.

Las conclusiones

De acuerdo con información publicada en el portal de noticias de la Universidad Bielefeld, Loth afirma que “el efecto en sí mismo es innegable y demostrable”, pero que con la Mona Lisa no se tuvo la misma impresión.

Horstmann explicó que el efecto se puede conseguir si el protagonista de una imagen o una fotografía los observa si la persona retratada mira hacia adelante, es decir, si su mirada tiene un ángulo de cero grados.

Por si no lo viste: ¿Fue Leonardo da Vinci un genio por tener estrabismo?

“Los participantes en nuestro estudio tuvieron la impresión de que la mirada de Mona Lisa estaba orientada hacia su lado derecho. Más específicamente, el ángulo de la mirada fue de 15,4 grados en promedio ”, explicó Horstmann.

“Por lo tanto, está claro que el término ‘Efecto Mona Lisa’ no es más que un nombre inapropiado. Ilustra el fuerte deseo de ser observado y ser el centro de atención de otra persona: ser relevante para alguien, incluso si no conoce a la persona en absoluto”, declaró el investigador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre