iStock

“Quería ver si te animas a ir a una fiesta súper rara”. Así empieza el audio, que en las últimas semanas comenzó a popularizarse en redes sociales, donde se invita a una fiesta en la colonia Las Águilas de la alcaldía Álvaro Obregón, en la Ciudad de México. El objetivo de la reunión: realizar un contagio colectivo del nuevo coronavirus para acabar con la pandemia.

“Es como para ayudar a que se acabe todo esto del virus del Covid y así. El chiste es que a la fiesta va a ir gente contagiada (…) Con esto se logra lo que dice la OMS de inmunidad de rebaño”, se escucha en la grabación, compartida más de 60,000 veces en Facebook, que fue calificada como noticia falsa por la jefa del gobierno capitalino Claudia Sheinbaum.

¿Qué es la inmunidad de rebaño? El término se refiere a cuando un número suficiente de personas son inmunes a una infección –sea porque ya padecieron la enfermedad o porque fueron vacunados– y actúan como cortafuegos impidiendo que un virus alcance a los más vulnerables, explica la Universidad Complutense de Madrid.

“Pero en el caso de la infección por coronavirus, al no disponer de vacunas, la esperanza es que con el tiempo llegue a haber tantos individuos que ya han superado la infección que el virus no encuentre fácilmente personas susceptibles a las que infectar, por lo que se cortaría la transmisión”, indica la casa de estudios en un comunicado.

Lee: ¿Dónde comenzó todo? El virus del pangolín y la paciente cero

El infectólogo Pedro Martínez, adscrito a la Unidad Covid del Hospital Civil de Guadalajara, estima que se requerirá que un 80% de la población a nivel mundial esté infectada o vacunada para acabar con la pandemia de Covid-19. El porcentaje de población infectada para terminar con una pandemia depende del grado de facilidad de traspaso del virus. Un ejemplo son los contagios por sarampión: por cada infectado se puede transmitir hasta a 18 personas. 

Se ha calculado que en el caso de Covid-19, cada infectado contagia un promedio de tres a cinco personas”, detalla Martínez Ayala.

A lo largo de la historia, los seres humanos han desarrollado inmunidad para enfermedades como la polio, el sarampión o la varicela gracias a las vacunas. El Instituto Johns Hopkins indica que cuando hay un rebrote de una de estas enfermedades ya controladas es debido a un menor rango de población vacunada de la necesaria para generar este tipo de protección.

Recomendamos: La telepsicología aumenta durante la pandemia de Covid-19

¿Y la fiesta es buena idea?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se pronunció hace unas semanas respecto a las iniciativas que proponen el contagio masivo y advirtió que estas medidas pueden llegar a ser contraproducentes, debido a que un mayor número de contagios en un periodo corto únicamente generaría que se saturen los hospitales.

“Hacer estrategias para que se infecten personas masivamente sólo pone en peligro nuestro sistema de salud y a las personas vulnerables”, destaca Martínez Ayala. “Las reuniones masivas colapsarían inmediatamente el sistema y todo lo ganado en la cuarentena se pierde totalmente y habría muchísimas muertes”.

Pero el gobierno de Reino Unido creyó que esta estrategia de contagio al inicio de la pandemia ayudaría a terminarla más rápido. Mientras en países como Italia, Francia y Polonia se ordenó el cierre de todos los lugares públicos y de sus fronteras por semanas, el gobierno británico anunció que su estrategia era gestionar el contagio de la enfermedad para que la población tuviera inmunidad.

“Los individuos se irán infectando paulatinamente, lo que daría tiempo para conseguir los avances médicos necesarios para vencer el virus. Esto, combinado con la protección de la gente mayor en los que la infección alcanza proporciones de gravedad más elevada, facilitaría que el sistema de salud absorbiera los casos más agudos de forma controlada”, indicó en marzo el Departamento de Salud de Reino Unido.

Según la Universidad Complutense, la inmunidad de rebaño en el Reino Unido supondría infectar a 47 millones de personas en el país, de los cuales ocho millones serían casos de gravedad y la mortalidad alcanzaría a alrededor de un millón de personas. Ante estas cifras alarmantes, más de 200 científicos de universidades británicas firmaron una carta en la que se afirmó que esa estrategia pondría al servicio de salud británico bajo mayor presión y ponía en peligro más vidas de lo necesario. En respuesta, el Departamento de Salud indicó que la estrategia se malinterpretó y la inmunidad de rebaño sería un resultado colateral de la pandemia.

El modelo de cuarentena por Covid-19 aplicado en el mundo busca evitar el mayor número de contagios, aplanar la curva y dar más tiempo a los sistemas de salud para tratar a los enfermos. Esto mientras se diseñan fármacos o vacunas.

Tec Review crece: estrena sitio en inglés y podcast. Sigue nuestros contenidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre