Richard Stanislaw

La junta directiva del Bulletin of the Atomic Scientists (Boletín de Científicos Atómicos) de la Universidad de Chicago, Estados Unidos, actualizó este 24 de enero el Doomsday Clock o Reloj del Juicio Final. En esta ocasión, las manecillas del mismo no avanzaron ni retrocedieron, sino que se mantuvieron a dos minutos para la media noche.

El Reloj del Juicio Final es un objeto simbólico en el que la media noche representa la “destrucción total” de la humanidad. Desde su institución en 1947, el Doomsday Clock es puesto al día al inicio de cada año.  

En 2018, los expertos adelantaron la hora que marca este reloj 30 segundos hasta llegar a dos minutos para el fin de nuestra especie, impulsados por el “riesgo creciente de una guerra nuclear y lo impredecible que puede ser el presidente estadounidense Donald Trump”.

Este año, la junta directiva del Bulletin of the Atomic Scientists mantuvo la misma hora debido a “dos amenazas existenciales simultáneas”: las armas nucleares y el cambio climático.

Ambas son motivo de “extrema preocupación y atención inmediata”, de acuerdo con los especialistas.

“Estas principales amenazas, las armas nucleares y el cambio climático, se vieron agravadas el año pasado por el aumento en el uso de la guerra de la información para socavar la democracia en todo el mundo, ampliando el riesgo de y poniendo el futuro de la civilización en un peligro extraordinario”, señaló el grupo en un boletín.

Sin embargo, “no hay razón para que el Reloj del Juicio Final no se aleje de la medianoche, de la catástrofe”, agregó, “si los líderes buscan el cambio y los ciudadanos lo exigen”.

Así llegó el Doomsday Clock a los dos minutos para la medianoche.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre