Envato elements

Por Marisol Rueda*

El desarrollo de soluciones para enfrentar retos regionales y globales de las startups latinoamericanas es uno de los principales impulsores para posicionarse en mercados internacionales.

A lo anterior se suman su desempeño en introducir nuevos productos, servicios y modelos de negocio, crear nuevos mercados y ofrecer soluciones a problemas emergentes. En México, en años recientes se ha fortalecido la institucionalidad, se ha cerrado la brecha de financiamiento en etapas tempranas y se ha avanzado en la inclusión financiera, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Todos estos componentes fortalecen las startups y las blindan para iniciar un proceso de internacionalización y poder competir. Sin embargo, salir a conquistar el mundo no es un asunto menor y, para estar preparado ante el desafío que ello implica y asegurar que las posibilidades de triunfo sean mayores, hay que hacer una gran tarea en casa.

Puedes leer: ¿Tienes una startup? Expertos te dicen cómo conseguir inversión

Estudiar, el primer paso

El primer consejo para ser exitoso en el proceso de internacionalización es “pensar en grande, pero comenzar pequeño”, afirma Luis Antonio Márquez, director del Full-Time MBA in Innovation & Entrepreneurship y director del Centro de Innovación y Emprendimiento en EGADE Business School, del Tec de Monterrey.

Ello significa iniciar, de preferencia, en un segmento que no esté atendido y practicar lo suficiente hasta perfeccionarlo. “Conocer a profundidad y dominar ese segmento te da la seguridad de que puedes lograr éxito en un mercado a nivel global”, explica Márquez.

Si bien, el éxito y dominio de un mercado local ya es un gran paso, en el extranjero las situaciones pueden variar. De hecho, existen casos de empresas cuya incursión a nuevos mercados no ha sido tan exitosa, como Starbucks en Brasil y Colombia, países cafetaleros en los que la cadena internacional ha remado contracorriente.

Hay tareas vitales para poder llegar a un nuevo mercado, con una estructura bien armada que asegure su éxito. Para iniciar, hay que tomar en cuenta un error entre los emprendedores que buscan salir al extranjero: hacerlo sin antes haber hecho una medición.

Lee: México tiene ventajas para emprender, pero debe enfrentar algunos retos

Por ello, es obligado hacer un análisis del mercado al que te diriges y ello implica hacer un estudio para ver cómo está funcionando, cuáles son las tendencias, en qué niveles está el consumo de tu producto o servicio y entender cómo podrías resolver alguna problemática.

En este proceso es importante buscar a un especialista o socio local que te ayude a entender el mercado al que piensas entrar y te ofrezca un soft landing, con el objetivo de que puedas dimensionar la eficacia de tu producto o servicio en el lugar al que quieres incursionar.

Lo legal también cuenta

Otro consejo clave es que te enfoques a un solo mercado internacional, al menos en un principio, para que, al igual que hiciste en tu país, experimentes con las complejidades o matices del nuevo territorio y esa experiencia te permita llegar a otro mercado global en un futuro cercano con mucha más fortaleza y experiencia. Además, querer abarcar varios mercados es complicado, te puedes saturar de información y se te puede salir de las manos.

Márquez recomienda que te asegures de que el mercado al que quieres llegar cuenta con la infraestructura para ofrecer tu producto o servicio con eficiencia. Por ejemplo, exista lo necesario en materia de distribución, logística y mantenimiento, pues sin estos componentes, el mejor producto o servicio puede fracasar.

Tampoco puedes olvidar el tema de la certidumbre jurídica. Quizás en México ya tienes muy bien asentada la parte legal, pero hay que valorar e investigar si cuentas con las mismas condiciones o, incluso, mejores a nivel internacional. “Tienes que tener conocimiento de cómo está el marco jurídico para que lo puedas hacer y no te vayas a sorprender con la parte de propiedad intelectual o derechos de propiedad, por ejemplo”, señala el académico.

Te interesa: Cinco hábitos que los líderes digitales deben practicar

Finalmente, asegúrate de que haya un ecosistema de emprendimiento enfocado hacia startups para que te allane el camino. Busca que en el país al que vas exista una red de emprendedores mexicanos, especialmente, que te podrán orientar sobre las oficinas de gobierno y representaciones que te pueden ayudar en varios niveles, y que te retroalimenten con su experiencia.

Tareas obligatorias

  • Realizar un análisis profundo del mercado al que quieres ir.
  • Planear bien tu estrategia, no sólo en papel.
  • Entender a dónde quieres llevar a tu empresa.
  • Buscar un socio/facilitador local.

*Nota del editor: Este artículo se publicó originalmente en la edición 26 de Tec Review de los meses noviembre-diciembre de 2019. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre