iStock

(AFP)- Científicos y diplomáticos de al menos 130 países se reunieron en París el pasado 28 de abril para adoptar la primera evaluación mundial de los ecosistemas en los últimos 15 años, dicho encuentro que es un sombrío inventario de la naturaleza para la humanidad durará hasta el próximo sábado 4 de mayo.

Ante esto, el presidente de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa Sobre Diversidad Biológica (IPBES), creada en 2012 comentó: “Las pruebas son innegables: nuestra destrucción de la biodiversidad y de los servicios del ecosistema ha alcanzado niveles que amenazan nuestro bienestar al menos tanto como los cambios climáticos inducidos por el hombre”.

Si bien, alrededor de tres años 150 expertos trabajaron en un informe de 1,800 páginas que se convertirá en la verdadera referencia científica en materia de biodiversidad, donde esta palabra se refiere a todas las especies animales o vegetales que viven en el planeta, incluyendo a la que amenaza con destruir la naturaleza, la especie humana.

Te interesa: Daños al medioambiente, culpables de una 1 de cada 4 muertes prematuras: ONU

“Hasta ahora, habíamos hablado de la importancia de la biodiversidad principalmente desde un punto de vista ambiental”, observó Robert Watson.

Muchos esperan que esta evaluación sea el preludio a la adopción de ambiciosos objetivos en la reunión de 2020 en China de los Estados miembros de la Convención de la ONU sobre la diversidad biológica:“El patrimonio ambiental mundial (…) está siendo alterado a un nivel que no tiene precedentes”, alerta la síntesis.

Un cuarto de las 100,000 especies evaluadas hasta ahora están amenazadas de extinción por presión de la agricultura, la pesca o el cambio climático.

Sin embargo, los científicos creen que se va a producir “una aceleración rápida inminente de tasas de extinción de especies”, de acuerdo con el proyecto de documento.

Así, entre 500,000 y un millón de especies resultan amenazadas, “muchas de ellas ya en las próximas décadas. Llamamos de forma urgente a un acuerdo internacional por la naturaleza, para restaurar la mitad del mundo natural tan rápido como sea posible”, apuntó.

Recomendamos: Popotes comestibles, una opción para cuidar el medio ambiente

En este sentido, el informe mundial elaborado por primera vez tiene en consideración los conocimientos, los problemas y las prioridades de las poblaciones autóctonas.

Además, el documento establece un vínculo entre las dos amenazas que son el calentamiento global y los daños a la naturaleza identificando causas similares, en particular las prácticas agrícolas y la deforestación, responsables de un cuarto de las emisiones de CO2, así como graves perjuicios directos a los ecosistemas.

“El informe reciente del grupo sobre cambio climático mostró hasta qué punto al desajuste del clima amenaza la biodiversidad, y el futuro informe del IPBES deberá mostrar que los dos problemas tienen soluciones comunes, comenzando por la agroecología”, resumió Laurence Tubiana, economista y una de las arquitectas del Acuerdo de París.

Lee más: Expertos buscan soluciones a crisis de biodiversidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre