iStock

En las aguas del Alto Golfo de California vive la totoaba, un pez considerado un producto de lujo y cuyo kilo oscila entre los 600 y los 2,000 dólares, porque se considera que tiene propiedades afrodisíacas y medicinales.

Pese a las esfuerzos gubernamentales y de asociaciones de protección, esta especie enfrenta la caza furtiva y debido a su sobreexplotación una pequeña marsopa está al borde de la extinción: la vaquita marina.

El biólogo Rodolfo Dirzo, profesor de la Universidad de Stanford, en entrevista para Tec Review, dice que los poco más de 30 ejemplares que existen de la vaquita marina son un anuncio de la sexta extinción masiva y una alarma clara de la defaunación, es decir, la pérdida de la vida animal en los ecosistemas.

Dirzo asegura que la pérdida de la vida silvestre era una “amenaza invisible” que no tenía su propio término y debido a la urgencia del tema, él mismo acuñó el de ‘defaunación’ con el objetivo de que la población entendiera el serio problema que se enfrenta a nivel mundial.

Además, reconoce que el uso de tecnologías como cámaras infrarrojas, el monitoreo de especies por medio de drones y sensores, así como las grabaciones de sonidos, han ayudado a visibilizar estos problemas.

El caso de la vaquita marina es una muestra de las facetas de defaunación: el declive del número de especies, la contracción del área que habitaban y, finalmente, la extinción de poblaciones

La extinción de la vaquita marina no es el único foco rojo. 

Dirzo, junto con varios colegas de la Universidad de Stanford, cartografiaron la distribución geográfica de más de 27,600 especies de pájaros, anfibios, mamíferos y reptiles.

Sus investigaciones arrojaron que un 30% de las especies vertebradas vieron reducida su población y 30% de los mamíferos perdieron su hábitat.

De acuerdo con un artículo publicado en la revista Proceedings of the national academy of sciences (PNAS), el equipo de investigadores asegura que la extinción masiva que acabó con los dinosaurios es la que más visibilidad ha tenido pues además de esas especies, acabó con el 80% de los animales existentes hace más de 66 millones de años.

La diferencia de la sexta ola con las anteriores, es que en esta ocasión no ocurren por cataclismo sino por los seres humanos.

¿Cómo lograr la refaunación?

Pese a que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y grupos de activistas han resaltado la importancia de involucrar a la sociedad para que se entienda la importancia del análisis, cuidado y monitoreo de la biodiversidad en el planeta, no se ha podido lograr. 

“Es importante que las personas se involucren emocionalmente. Yo creo que los cambios no vendrán de acciones gubernamentales o de la imposición, sino desde abajo. Debemos apostar porque esto se vuelva un movimiento de la ciudadanía y que se tenga una agenda de conservación de la fauna del planeta”, indicó Dirzo.

Lee: Greta Thunberg: 6 frases impactantes de la activista ambiental

De acuerdo con el medio Consumer.es, un equipo de investigadores de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, asegura que la pérdida de biodiversidad no se frenará a pesar de los esfuerzos mundiales, pero se trabaja en la recuperación de especies en peligro de extinción y en la reintroducción de ejemplares en poblaciones salvajes o de recolonización asistida.

Las advertencias de la ONU

En el contexto del Día Mundial del Medio Ambiente, la ONU advirtió que la naturaleza está “al borde del colapso” y que es probable que desaparezcan un millón de especies de animales y plantas muy pronto.

Este año, el tema de la organización se enfocó en la biodiversidad y el organismo recordó a través de un video los incendios forestales sin precedentes en Brasil, Australia y California y la pandemia de la Covid-19.

“Si continuamos por este camino, la pérdida de biodiversidad tendrá graves consecuencias para la humanidad, incluido el colapso de los sistemas alimentarios y de salud”, escribió la ONU.

La organización destacó que para satisfacer la demanda de todos los humanos del planeta, cada año se necesitarían 1.6 planetas Tierra para cubrir los niveles de deforestación, la agricultura intensiva, la invasión de hábitats de vida silvestre y la aceleración del cambio climático.

“A pesar de todos los beneficios que brinda nuestra naturaleza, todavía la maltratamos, por eso necesitamos trabajar en ella. Por eso necesitamos este Día Internacional”, insistió la ONU.

El Día Mundial del Medio Ambiente fue designado por las Naciones Unidas en 1974 para fomentar la acción ambiental. Desde entonces, cada 5 de junio tanto gobiernos, empresas, celebridades y ciudadanos reclaman la mejora del medio ambiente.

Tec Review crece: estrena sitio en inglés y podcast. Sigue nuestros contenidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre