Photo By Getty Images

(AFP) – La sonrisa de la Mona Lisa ha sido durante siglos objeto de debate, investigaciones y estudios. Sin embargo, un reciente análisis científico parece haber descifrado la expresión facial de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo, en el retrato pintado por Leonardo da Vinci. De acuerdo con los autores del mismo, se trata de “un signo de felicidad”.

Para llegar a esta conclusión, los expertos detrás del texto preguntaron a un grupo de voluntarios cuál consideraban que era el motivo de la expresión facial de la Gioconda. Un 97% de ellos respondió que la Mona Lisa está “feliz”.

“Nos quedamos atónitos”, dijo el especialista en neurociencias Juergen Kornmeier de la Universidad de Friburgo, ubicada en Alemania, quien recordó que el objetivo inicial de este experimento fue el de utilizar una de  las obras de arte más famosas del mundo para estudiar cómo los seres humanos perciben signos visuales como la expresión facial de una persona.

La Mona Lisa es considerada como un símbolo del enigma emocional, con un gesto que a primera vista aparenta felicidad pero, después, revela una mueca que parece de burla o incluso de tristeza desde más lejos.

Para esta investigación, Kornmeier y su equipo utilizaron una copia en blanco y negro del cuadro del siglo XVI que fue alterada para generar ocho versiones de la misma que iban desde un mayor grado de “felicidad” a un tono más “triste”. Las nueve imágenes fueron mostradas a los 12 participantes en 30 ocasiones para que las catalogan.

“Debido a las descripciones del arte y de los historiadores del arte, pensamos que el original iba a ser el más ambiguo”, explicó Juergen Kornmeier. En cambio, “para nuestro asombro, descubrimos que éste era percibido como (…) feliz” en un 97% de los casos.

Estos descubrimientos pueden ser relevantes para estudiar varios desórdenes psiquiátricos, agregó Kornmeier, y en una segunda etapa para medir los resultados en pacientes que sufren enfermedades mentales.

Otro hallazgo interesante es que las personas se identifican más rápidamente con la Gioconda contenta que con las versiones tristes. Esto sugiere que “puede haber una leve preferencia (…) en los seres humanos por la felicidad”, comentó el experto.

Respecto a la pieza de arte, el equipo contestó que su trabajo da respuesta a una cuestión que lleva siglos sin poderse resolver. “Puede que haya cierta ambigüedad en otros aspectos”, dijo Juergen Kornmeier, “pero no la hay en el sentido de si es feliz o triste”.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre