(Foto: Mansi Thapliya/ REUTERS)

La pandemia de la Covid-19 nos ha golpeado a todos. Pero son las mujeres las que están siendo más afectadas en diferentes frentes. Uno de los riesgos más grandes que se corre es el retroceso en el intento de cerrar la brecha de género.

Las mujeres representan a nivel mundial un 70 % de los trabajadores de sanidad. Por eso, están más expuestas a un riesgo de infección y al agotamiento que supone laborar en una situación de estrés prolongado por varios meses, de acuerdo con Mariagrazia Squicciarini, jefa de la unidad en la Dirección de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Organización par la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Recomendamos: ¿Paridad de género? De 193 países, solo 20 son gobernados por mujeres

Pero la situación para las mujeres que permanecen en casa tampoco es alentadora. Se profundiza el sesgo de género en relación con las tareas domésticas y el cuidado de la familia.

“Preparan varias comidas al día. Trabajan a distancia o trasladarse al trabajo y regresar a hacer las tareas de casa. Tanto en tan poco tiempo hace que –para quienes las emplean– parezca que bajó el rendimiento. Eso nos vuelve fáciles presas de despidos. Es un hecho que las empresas están reduciendo sus plantillas durante la pandemia”, agregó Squicciarini durante el evento Women in Data Science de SAP México.

Araceli Campos, directora de Laboratoria México, señaló que otro factor que influye en no poder cerrar la brecha es que la reinvención de ingresos es dispar. Las mujeres reinvierten hasta un 90 % de su sueldo en la familia y los hombres en un 40 %.

Por otra parte, las mujeres tienden a realizar labores del hogar no remuneradas en mayor medida que los hombres Ellas pueden destinar hasta 2.5 horas al día aproximadamente.

Problemas de violencia psicológica y física

Otro tema que se agravó durante el confinamiento fueron los casos de violencia en contra de las mujeres. Según la ONU, la emergencia causada por la pandemia nos puso en mayor riesgo de violencia.

De acuerdo con la información del organismo, 14 de los 25 países con mayor número de feminicidios se encuentran en América Latina. Tan solo entre enero y febrero de este año, se atendieron más de 40,000 llamadas de emergencia al número 911, relacionadas con incidentes de violencia contra las mujeres.

Te puede interesar: La Covid-19 amplía la brecha de género en ciencia

“La violencia se multiplica en las situaciones de confinamiento y creo que las tecnologías, sobre todo las de información y comunicación, pueden ayudar a las mujeres a lograr más sensibilidad y tener acceso a mayor información y recursos que puedan ayudarlas a salir de muchos problemas que la Covid-19 está agravando”, agregó la vocera de la OCDE.

¿Necesitas unos minutos para relajar tu mente? Estos sonidos te pueden ayudar ASRM: Orgasmos y Susurros

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre