Envato elements

El kéfir o la leche kefirada es un probiótico que últimamente ha cobrado gran popularidad en la alimentación, ya que es una alternativa saludable para consumir gracias a sus beneficios. 

El producto líquido es un derivado lácteo producido por una simbiosis de levaduras y bacterias, conocidas como ‘hongo del kéfir’, que son pequeños cuerpos de masa con consistencia parecida a la de granos de arroz hervidos. 

Para obtener la leche kefirada se deben colocar los hongos en leche fresca hasta por tres días a temperatura ambiente y así obtener el líquido blanco.

Te recomendamos: ¿Cuánta fibra debes consumir para mejorar tu microbiota?

La fusión de bacterias y levaduras del hongo permiten dos tipos de fermentación: alcohólica y láctea en el líquido.

Una vez que se colaron los hongos, los resultados de la apariencia y consistencia de la leche kefirada es muy parecida a la del yogur natural, aunque no lo es. Su sabor es un tanto agrío y ácido. 

Los beneficios 

Entre los beneficios de este producto lácteo se encuentran el refuerzo de defensas en organismo, ayuda en el equilibrio de flora intestinal y a la digestión. 

También contiene contiene vitaminas A, C y del grupo B, hierro, calcio, magnesio y fósforo, entre otros.

Además, no solo se puede consumir en la alimentación, el kéfir también es utilizado en productos de belleza para el cuidado de la piel, cabello y rostro.

Te puede interesar: Esta opción saludable podría mejorar tu alimentación

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre