Foto: Liliana Corona.

Por Liliana Corona

La discapacidad es una situación mental, porque si bien hay limitaciones físicas, los verdaderos límites están en lo que uno piensa que puede conseguir. Es una de las lecciones que David Aguilar, joven que nació con la enfermedad congénita síndrome de Poland, dijo ante más de 200 personas que escucharon su charla en el Museo Memoria y Tolerancia.

Aguilar explica que este padecimiento impidió que se desarrollara su brazo derecho y su músculo pectoral, por lo que desde niño notó que era diferente a sus compañeros en la educación preescolar. “Cuando vi que todo mundo tenía dos brazos fue la primera vez que me dije ‘esto va a ser un reto’”. Desde entonces, su imaginación no paró de idear formas para interactuar con el mundo con mayor comodidad.

Entre sus juguetes infantiles, el niño encontró en las piezas de Lego una forma de apoyarse para facilitar su vida, pues mientras jugaba con ellos notó que podía armar una especie de brazo que podía colocar como la parte faltante del suyo. “Los videojuegos y crear lo que hay en ellos me ayudó a desarrollar mi creatividad (…) hice una prótesis a los nueve años, era muy simple, era una especie de caja que se ponía en el brazo como guante, había un alambre y dos pinzas de LEGO Bionicle”, cuenta Aguilar.

Lee: El nuevo set de fósiles de dinosaurio de LEGO es el sueño de niños y adultos

Así continuó experimentando con las piezas hasta desarrollar prótesis que funcionan con motor y que le ayudan a tener más precisión de movimientos para actividades cotidianas como amarrarse las agujetas. Hoy, a sus 20 años, David Aguilar, también conocido como Hand Solo, es una inspiración para otras personas porque ha superado sus limitaciones a través de su creatividad. Actualmente, los modelos más precisos de su creación son la prótesis MK-1, 2, 3 y 4, a las que un principio bautizó como armaduras de Iron Man, por su admiración al personaje de Marvel.

David es un ejemplo de lo que se puede lograr cuando la mente explora con libertad hasta dónde puede llegar más allá de las limitaciones físicas. “Hemos tenido la oportunidad de llevar la voz de David para que pueda inspirar a los constructores del mañana”, señala Claudette Muñoz, gerente regional de LEGO Education Latinoamérica.

Esta división de la empresa danesa se fundó hace 40 años en un convenio con el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) para reforzar el aprendizaje a través del juego desde preescolar hasta bachillerato. El propósito de la presentación de David Aguilar, con ayuda de Edacom, socio de LEGO, fue motivar a los niños a dar rienda suelta a su creatividad con el apoyo de una nueva solución de piezas que pueden ser empleadas en la creación de robots y están vinculadas con el desarrollo de las habilidades en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre