iStock

Por: Ricardo Treviño | CONECTA

Transferir datos y navegar en Internet a velocidades cien veces mayores a las de hoy en día, podría ser posible a partir de un descubrimiento en el que participó un investigador mexicano del Tecnológico de Monterrey.

Se trata de la investigación del doctor Israel De León, publicada en la revista Science y reconocida hoy mundialmente, sobre las propiedades ópticas del óxido de indio y estaño (ITO) que realizó con colaboradores de Estados Unidos y Canadá.

“Tiene que ver con un descubrimiento que hicimos en un material que comúnmente se utiliza en celulares y celdas solares.

“Vimos que este material tenía una respuesta no lineal óptica bastante fuerte. Quiere decir que sus propiedades cambian cuando interactúa con la luz”, apuntó.

Puedes leer: Esta computadora conectó a México y Latinoamérica a internet

“Pudiera ser un buen candidato para realizar dispositivos que operen hasta cien veces más veloces de lo que ahora tenemos”.

Según De León, las capacidades de este material podrían aprovecharse en diversas áreas tecnológicas, como el desarrollo de sistemas fotónicos para transmisión y cómputo de datos.

“En un mediano plazo se podrían ver aplicaciones en telecomunicaciones, nanotecnología, miniaturizar sistemas que procesen datos ópticos, y todo lo que tiene que ver con la infraestructura de la Internet”, señaló.

“Lo que nos limita esa velocidad de Internet son los dispositivos que existen actualmente, y para que podamos sacarle todo el provecho a esos canales de fibra óptica que tenemos, necesitamos dispositivos muy veloces”.

“En un mediano plazo se podrían ver aplicaciones en telecomunicaciones, nanotecnología, miniaturizar… y todo lo que tiene que ver con la infraestructura de la Internet”.

La publicación de un artículo sobre su investigación en una revista científica con reconocimiento mundial, le valió al doctor De León obtener el Premio Rómulo Garza, el cual otorgan el Tecnológico de Monterrey y la empresa Xignux a profesores y alumnos con proyectos trascendentes.

Lee: Mexicano quiere ‘acelerar’ la llegada de la red 5G

“Es un gran orgullo que pudiera ser elegido para recibir el premio este año, me da bastante motivación para seguir adelante en estas líneas de investigación.

“En México la gente está conociendo el esfuerzo de investigadores locales y del potencial que tienen las nuevas tecnologías que estamos desarrollando”, expresó.

“Es un gran orgullo que pudiera ser elegido para recibir el premio este año, me da bastante motivación para seguir adelante en estas líneas de investigación.

El reconocimiento lo recibió en la categoría de Artículos publicados en revista de alto factor de impacto y con mayor número de citas por el texto titulado Large optical nonlinearity of indium tin oxide in its épsilon-near-zero region”.

El artículo fue publicado en el ejemplar 352 de la revista Science, con un factor de impacto CiteScore de 15.85, el cual cuenta con casi 160 citas en la base de datos de publicaciones científicas Scopus.

“La gente que está citando este artículo está encontrando nuevas avenidas de investigación usando este material y cómo sacarle ventaja para nuevas aplicaciones”, añadió.

En el texto el investigador expuso de forma experimental la respuesta del material al aplicarle luz infrarroja.

El estudio completo fue hecho por investigadores de tres universidades: el Tecnológico de Monterrey; el Max Planck-University of Ottawa Centre, en Canadá; y la University of Rochester, en Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre