Inteligencia artificial y genoma para construir el biobanco más grande Latinoamérica
Envato Elements

La inteligencia artificial (AI) en la salud es una tecnología que multiplicará el potencial de la medicina personalizada con la creación del biobanco más grande de Latinoamérica.

El proyecto liderado por Código 46 –startup mexicana que ofrece pruebas de ADN– y la tecnológica Microsoft, tiene el objetivo de mapear el código genético de un millón de personas, lo que permitirá desarrollar tratamientos médicos a la medida y transferir conocimiento a la comunidad científica de la región.

Código 46 nació de ver las desigualdades en el acceso a las herramientas de salud en México, cuenta Lorenza Haddad Talancón fundadora y CEO de esta startup.

“Yo veía a mi abuelo –que ya no vive– sufriendo por una quimioterapia que ya no le hacía bien y buscando terapias alternativas porque ya le estaban haciendo daño. Viendo esta situación pensaba que había otra forma de tratar mejor a las personas”, dice. 

Conocer el perfil genómico de las personas a través de pequeñas muestras de saliva para prevenir, tratar o retrasar padecimientos es el objetivo de esta empresa basada en el concepto de medicina genómica, rama enfocada en el análisis del ácido desoxirribonucleico (ADN) que tiene como fin reconocer la predisposición a enfermedades.

Una vez en marcha, la creación del laboratorio de Código 46 y la formación del equipo de trabajo buscarán soluciones para almacenar y resguardar la información genética de las personas. Fue ahí que se conectaron con BC Platforms, que usaba la nube de Microsoft Azure, firma experta en el análisis y manejos de datos genómicos y de la construcción de biobancos en otras partes del mundo. 

BC Platforms inició el desarrollo de una solución que duró cerca de un año. Desde julio de 2018, creó un biobanco con infraestructura en la nube de Microsoft para Código 46, el cual utiliza las capacidades de cálculo de la plataforma en función de generar las variables que les permiten realizar análisis y guardar la información de manera segura.

Toda la información analizada y almacenada para hacer asociaciones genéticas, de enfermedades y fármacos se obtienen de bases de datos de investigaciones internacionales, entre ellos el Servicio Nacional de Salud de Estados Unidos (NHS).

Código 46 cuenta con seis pruebas, una de ellas es la de ancestría genética, la cual muestra el riesgo de padecer enfermedades como cáncer de mama, de próstata, diabetes o Parkinson. La de farmacogenómica, que analiza la reacción de los fármacos en el cuerpo; Código Baby, tamiz genético neonatal para revisar si los bebés pueden padecer enfermedades que se pueden tratar desde el inicio de su vida. Además de nutrigenética para analizar el metabolismo de los alimentos en el cuerpo y una más de fitness, que permite ajustar el ejercicio según los genes

Alianzas para incidir en salud pública 

Hasta ahora, Código 46 tiene alrededor de 4,000 datos que se incluyen en proyectos con instituciones en México para avanzar las investigaciones en salud, por ejemplo, con la Universidad Autónoma de Querétaro, para hacer universidades saludables y otro con otros médicos genetistas en pacientes con fibrosis quística.

El uso de la inteligencia artificial para analizar y categorizar los patrones en la población mexicana podrá incidir en la salud pública, “hay marcadores genéticos asociados a tratamientos con quimioterapia y que se usan mucho en el IMSS, en nuestra base de datos 44% tienen marcadores genéticos asociados a un riesgo de toxicidad al tratamiento con platino. Si podemos cambiar eso y demostrar que usando la genética podemos ahorrar dinero, salvar vidas y revolucionar la medicina”, destaca.  

Prevenir una enfermedad es mucho más barato que tratarla después, si no se puede prevenir un cáncer pero se detecta de manera temprana es mucho más barato y fácil atacar desde el inicio que cuando esté en una etapa más avanzada. 

Datos de la Código 46 destacan que estudios hechos en pacientes con padecimientos psiquiátricos en Estados Unidos revelan que usando la farmacogenómica pueden ahorrarse alrededor de 2,500 dólares por paciente al año y duplican la posibilidad de que el tratamiento funcione. 

“Nuestra meta es llegar a un millón de personas en nuestro biobanco, a dónde queremos llegar a cambiar cómo se hace la medicina actualmente, cambiar vida, salvar vidas, pero a seguir progresando, seguir invirtiendo en investigación, para que nuestros estudios sean cada vez más personalizados”, destaca Lorenza Haddad. 

Conoce más sobre la gran oportunidad de la medicina genómica en México aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre