EFE/SpaceX

El 27 de mayo está programado el lanzamiento desde territorio estadounidense de una misión tripulada, el primero desde 2011.

Robert Behnken y Douglas Hurley, se encuentran en aislamiento preventivo, realizarán este primer viaje en el transbordador estadounidense SpaceX Crew Dragon, que despegará del Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral (Florida).

En condiciones normales, la tripulación de la misión Demo-2 se prepararía para el lanzamiento mediante un proceso conocido como “estabilización sanitaria del vuelo”, que los aislaría durante dos semanas previas al despegue para protegerlos a ellos y al resto de los habitantes de la estación espacial.

El aislamiento tradicional no puede llevarse a cabo porque puede haber familiares entrando y saliendo en sus respectivas casas por lo que ambos astronautas tienen la opción de pasar la cuarentena en las instalaciones del Centro Espacial Johnson (en Texas) antes de trasladarse a la plataforma de lanzamiento.

Además, ya que astronautas y el equipo no pueden tener el distanciamiento social de dos metros, todo el personal debe ser examinado previamente y se les hará dos veces la prueba del coronavirus para comprobar que no se hayan contagiado.

La misión conjunta entre NASA y Space X servirá para demostrar la capacidad del sistema de lanzamiento y transbordador de la compañía de cara a los futuros viajes comerciales.

Después de que se complete la misión Demo-2 y se revisen los datos, cuatro astronautas (Victor Glover, Mike Hopkins, Shannon Walker y Soichi Noguchi) serán los encargados de realizar una misión de seis meses de duración a bordo del Dragon Crew.

El objetivo final de Elon Musk, fundador de Space X, y Jim Bridenstine, administrador de la NASA, es que el ser humano regrese a la Luna y eventualmente a Marte.

Con información de agencia EFE.

Presenta NASA nuevos trajes espaciales

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre