Idiomas: ¿Cómo fue que el inglés se convirtió en la lengua ‘universal’ de la ciencia?
Envato elements

Si lo que quieres es dedicarte a la ciencia, te recomendamos aprender o perfeccionar tu inglés ya que hoy éste es una suerte de idioma ‘universal’ para tal comunidad a nivel global que le permite intercambiar ideas y descubrimientos. 

Pero debes saber que esto no siempre fue así: muchos textos científicos fundamentales de hace 100 años o más están escritos en otras lenguas, como alemán, chino, japonés o ruso, por mencionar algunos ejemplos. Entonces, ¿cómo fue que el inglés se convirtió en el común denominador?

Todo comenzó en la década de 1880. Registros datados de estos años en adelante cuentan que durante ésta las publicaciones en inglés empezaron a cobrar más relevancia, llegando a representar cerca de un tercio del total, mientras que las dos partes iguales restantes pertenecían al francés y al alemán. 

Pero este equilibrio “empezó a desestabilizarse a comienzos del siglo XX, cuando se comenzó a ver una caída del francés, un crecimiento leve del inglés (…) y una rápida expansión del alemán”, explicó el historiador Michael Gordin de la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, a BBC.

“Si yo hubiese dicho en 1900 que habría una sola lengua para la ciencia en el año 2000, la gente se habría reído primero y después habría apostado a que sería el alemán”, dijo el experto. Así, “la pregunta no es tanto qué pasó con el inglés, sino qué pasó con el alemán”, agregó. 

“El alemán sufrió una serie de transformaciones que comienzan con la I Guerra Mundial, por los poderosos antagonismos nacionales que surgieron (…) y el boicot iniciado por los franceses, los belgas, los estadounidenses y los británicos contra los académicos alemanes y austriacos”, detalló Gordin. 

“Eso”, continuó el historiador, “significó un duro golpe para el idioma alemán, ya que menos personas no hablantes nativos de esos idiomas publicaron en las revistas y menos gente eligió leer sus publicaciones”. Posteriormente Alemania empezó a recuperarse, hasta que se estableció el nazismo en 1933.

Las llegada de los nazis tuvo un doble efecto. Por un lado, muchos científicos, sobre todo físicos —la mayoría judíos, socialistas o que por otros motivos no quisieron quedarse allí—, emigraron del país. “Eso significó que muchos científicos que eran ‘la élite de la élite’ se fueran a Reino Unido o Estados Unidos y por ello acabaran hablando inglés“, comentó Gordin.

Pero también contribuyeron al declive del alemán en la ciencia las restricciones a las visas que impuso el régimen nazi, que hicieron que llegaran al país menos estudiantes. 

Todos estos factores hicieron que se “quebraran una serie de redes interconectadas entre los académicos, que si bien se reconstruyeron tras la II Guerra Mundial, lo hicieron esta vez centradas en Nueva York, San Francisco, Boston, Princeton, y no alrededor de Frankfurt, Colonia o Viena”, concluyó el investigador.

¿Podría el español ser el futuro?

Resultado de imagen para languages

Así como el alemán o el francés perdieron su lugar en la ciencia, el inglés tampoco tiene garantizado su reinado. 

Según Gordin, en el futuro cercano es difícil imaginar que otra lengua desplace al inglés, “pero en el largo plazo, la tendencia de la historia siempre es al cambio”. 

“No creo que el inglés sea reemplazado por un solo idioma en los próximos 150 años, pero es probable que regresemos al modelo del siglo XIX, en el que había tres idiomas”, especuló, “y los idiomas que me puedo imaginar son: probablemente todavía el inglés, algo así como el mandarín y quizá el español o portugués”.

CON INFORMACIÓN DE BBC.

Aquí te compartimos 4 aplicaciones para aprender y practicar inglés.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre