Cortesía

En las últimas semanas, empresas como Uber y Airbnb han anunciado recortes en sus plantillas mundiales como parte de su estrategia para optimizar recursos en medio de la crisis ocasionada por el coronavirus SARS CoV-2. El canal de venta digital es un terreno poco explorado por las pymes en México. De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), solo tres de cada diez recurren a esta modalidad de comercio, pero el organismo estima que este panorama se transforme debido a la pandemia, la cual obligó a muchos consumidores a migrar al comercio en línea y orilla a los comercios a diversificar su forma de vender de manera física a apostar por el comercio en línea.

En el caso de las pequeñas y medianas empresas, los emprendedores se encuentran en un momento crucial para hacerle frente a la situación y han decidido apostar por las redes sociales y apps de mensajería para contactar con sus clientes. Estas son algunas de las formas en que hacen uso de estas herramientas:

WhatsApp Business es una app independiente de la versión estándar de mensajería, pero funciona de la misma manea. La diferencia radica en que su objetivo principal es conectar negocios con clientes, en lugar de contactos. Esta es una aplicación gratuita para pymes con la que ellos pueden administrar sus pedidos. Para crear un perfil en esta aplicación es necesario dar detalles como el sitio web de la empresa, la ubicación e información de contacto.

Por su parte, Instagram también cuenta con herramientas para que los negocios se posicionen en el feed de los usuarios y den a conocer su producto. De acuerdo con el blog de la compañía, publicitar una imagen e historia en Instagram tiene un costo de 30 pesos por día. Con Instagram Business Tools recibirán directamente desde el perfil de la empresa los datos del rendimiento del contenido que publican, los días y horarios con más vistas e incluso un desglose demográfico de su público.

Así es como lo hacen algunos negocios del país:

Florería Rosalío

Cuando entras a la página de Facebook de este negocio de Guadalajara, Jalisco, para ver sus arreglos florales automáticamente te sale un mensaje con los datos de contacto directo vía WhatsApp para concretar un pedido.

Ivan Covarrubias, dueño del negocio, asegura que desde hace un año utiliza WhatsApp Business para ofrecer un seguimiento más personalizado de los clientes. Esta estrategia también le permite etiquetar el estatus de cada pedido como: pagado, enviado y entregado.

“Es una muy buena ventaja y más ahora que muchas Pymes estamos utilizando el área digital para poder vender. La persona que te manda un mensaje por allí es casi un 90% seguro que te comprará”, indicó.

De la misma manera, señala que esta posibilidad de venta en línea y la aplicación de descuentos le permitió que el pasado 10 de mayo tuvieran ventas mejores a las que esperaban por la situación, pues levantaron pedidos días antes y durante la mañana del Día de las madres.

Cortesía

Pedalea Libre

El negocio de comida vegana de Mireya Ortiz Valenzuela se ubica en la Ciudad de México y se ha dado a conocer gracias a Instagram y Facebook, aunque ella afirma que esas redes fueron buenas para publicitarse, pero que sus publicaciones no llegan a todos los seguidores debido a la programación del algoritmo.

De acuerdo con Valenzuela, el 90% de sus clientes llega por medio de WhatsApp Business. “Desde que lo uso mis ventas aumentaron en un 50% y me ha traído más lealtad de los clientes. Ahorita todos (los negocios) estamos tratando de sobrevivir a esto, mantenernos y esta es una forma de hacerlo”, agregó.

La propietaria de Pedalea Libre rechaza la idea de sumarse a aplicaciones de delivery “por el trato que reciben los repartidores”, pero cuenta con tres mensajeros que entregan los pedidos con medidas de salubridad como el uso de cubrebocas y la posibilidad de realizar pagos por transferencia electrónica, y por medio de una bolsa de plástico, en caso de ser dinero en efectivo.

“Las bajas en ventas durante el Covid-19 han sido del 30%. Hemos cambiado nuestro enfoque en áreas de oficinistas, como Polanco y Lomas, a zonas con más viviendas”, indicó.

Estos cambios serían temporales durante el tiempo de la pandemia para poder mantener el negocio y a sus cinco empleados. De acuerdo con un estudio de la Canacope, una microempresa con un empleado requiere de 20,000 pesos al mes para cubrir los gastos de nómina, seguro social y la renta del lugar.

Cortesía

Epiclandmx

Esta tienda en línea vende juguetes, accesorios y ropa de películas y series como Star Wars, Marvel, Disney y Harry Potter. Aunque tienen página y un correo de servicio al cliente, el negocio ocupa Instagram para publicitar su contenido, ofertas y dar información de sus entregas.

Esta empresa ya tiene algunos locales en Monterrey, Querétaro, Pachuca y en la Ciudad de México. Recientemente, decidió publicitarse en Instagram para dar a conocer sus ofertas durante el Hot Sale como una estrategia para reforzar sus ventas.

El 53% de las pequeñas y medianas empresas prefieren usar Instagram que tener una página web, de acuerdo con un estudio de Ipsos Connect en 2018. Entre las razones se encontraban la facilidad de uso y la cercanía para conectar con clientes de la misma ciudad.

Tomada de Instagram

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre