Harvest

Harvest, un proyecto que propone purificar aguas residuales contaminadas y, al mismo tiempo, generar electricidad, obtuvo el primer lugar en la final nacional de Hult Prize, el concurso de emprendimiento social para estudiantes más grande e importante del mundo.

Con esta victoria sus creadores, tres alumnos de la carrera Ingeniero Químico Administrador (IQA) del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey, obtuvieron un premio de 50,000 dólares por parte de la organización en conjunto con la Secretaría de Salud, la Secretaría de Energía y el Tec; así como un pase a la aceleradora de Hult Prize del castillo de Ashridge ubicado en Berkhamsted, Reino Unido.

Ahí, el equipo compuesto por Jaime García, Joel Garzafox y Rodrigo Chinchilla permanecerá del 21 de julio al primero de septiembre trabajando, tanto en la tecnología que hará de Harvest una realidad, como en su modelo de negocio.

Además, competirá con otros proyectos originarios de todo el mundo por uno de los seis lugares disponibles para participar en la final global de Hult Prize a llevarse a cabo el 15 de septiembre en Nueva York, Estados Unidos.

La historia de Harvest comenzó a finales de 2017 dentro de las aulas del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey, recordaron los estudiantes en entrevista con Tec Review.

“Estábamos trabajando e investigando para uno de nuestros cursos de la universidad cuando nos encontramos con una tecnología en desarrollo capaz de limpiar el agua y generar electricidad a partir de plantas”, detallaron.

“Decidimos meternos un poco más a fondo en ello y empezamos a tocar puertas. Así dimos con la doctora Rashmi Chandra de la India. En ese entonces ella estaba haciendo su tesis doctoral en esta tecnología. Tuvimos la oportunidad de conocerla y la fortuna de trabajar con ella”, agregaron.

La tecnología que daría vida a Harvest se llama Lumina y consiste en un sistema de tratamiento de aguas residuales contaminadas con base en plantas subacuáticas y microorganismos capaces de potabilizar el líquido y, en el proceso, generar electricidad. Es por ello que el equipo de alumnos espera implementar su proyecto, inicialmente, en zonas con carencias de agua y luz.

“Nuestro sistema tiene el potencial de atacar estas dos problemáticas en las comunidades que más lo necesiten. Eso es lo que nos apasiona: el poder desarrollar un proyecto rentable que simultáneamente tenga un impacto social, que ayude a mejorar la vida de las personas”, aseguraron.

Por ahora Luminacontinúa en su primera etapa, a la espera de convertirse en un prototipo que le permita a los jóvenes emprendedores arrancar con las pruebas piloto.

“Con ayuda del apoyo de 50,000 dólares y de la estancia en la aceleradora en Europa esperamos arrancar la siguiente fase”, explicaron. También anticipan pulir su modelo de negocio durante su proceso de aceleración, ya que “para nosotros, como ingenieros, es un reto”, consideraron.

A esto se suma el arranque de una campaña de crowdfunding en la plataforma Inixar a través de la cual Harvest espera recaudar 200,000 pesos en poco más de un mes. Si quieres conocer más sobre ello o donar, da click aquí.

Jaime García, Joel Garzafox y Rodrigo Chinchilla tienen en mente asociarse con empresas de financiamiento para apoyar a las comunidades a obtener su sitema que, prevén, tenga un costo de 150 dólares.

Su intención es comenzar a implementar su proyecto en zonas de Oaxaca, Chiapas y Veracruz. “Posteriormente nos gustaría llevarlo al resto de nuestro país, así como a la India”, añadieron.

Harvest: proyecto ganador de la eliminatoria Nacional Hult Prize 2018

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre