Qué hacer cuando la relación con tu jefe no es la mejor
iStock

No siempre nos podemos llevar bien con todos nuestros compañeros de trabajo pero, cuando se trata del jefe, empiezan los problemas, ya que “no es una relación de iguales”.

Así lo explicó a CNN Marie McIntyre, asesora y autora del libro Secretos para aumentar la influencia en el trabajo y alcanzar sus objetivos. “El jefe tiene más influencia que tú y está en una posición de poder” que puede afectar proyectos en los que participas, tu desarrollo profesional e incluso tu paga, aunque seas bueno en lo que haces.

Aprender a identificar las áreas de conflicto y a manejar las relaciones laborales te ayudará a ser más exitoso tanto individualmente como junto con tu equipo. Esto es crucial “para la productividad, la eficiencia y, al final del día para el éxito”, dijo Jon Gordon, autor del libro El poder de un equipo positivo.

Aquí algunos consejos para lograrlo:

Identifica el problema

No puedes arreglar un problema si no sabes cuál es. Encuentra la fuente de la desconexión con tu jefe y, luego, traza una estrategia para darle solución a la situación de la mejor manera.

Toma en cuenta que si muchos de tus colegas tienen problemas con esta persona, tal vez estén atrapados con un mal jefe. Pero también puede ocurrir que el empleado sea el problema.

Tómate un tiempo para revisar tus relaciones con tus jefes anteriores. ¿Siempre ha habido conflicto? Si es así, tal vez tengas dificultades con la autoridad.

Entabla una buena relación

Si la desconexión con tu jefe surge porque tienen estilos de gestión diferentes, sé proactivo y claro al hablar de tus necesidades. Dile a tu jefe lo que buscas de él o ella para que puedas desempeñarte a tu máxima capacidad.

Si prefieres tener más autonomía, pero a tu jefe le encanta estar a cargo del más mínimo detalle, establece un itinerario y un método de comunicación que funcione para ambos.

Para minimizar la ansiedad y la supervisión constante, puedes crear un documento abierto en el que detalles tu progreso en un proyecto para que tu jefe tenga acceso a él; puedes fijar una hora determinada para darle un informe o enviarle actualizaciones por correo electrónico.

Si necesitas más retroalimentación o la perspectiva de la empresa, puedes programar revisiones regulares.

Rompe el ciclo negativo

Es importante comprender que todo el mundo comete errores, incluso los jefes. No te concentres en lo malo, en pensar que se trata de una persona incapaz o poco empática, por ejemplo, sino trata de identificar algunos de sus rasgos positivos y céntrate en ello.

Recuerda también ser respetuoso siempre, ya que comportarte de otra manera puede truncar tu desarrollo profesional.

CON INFORMACIÓN DE CNN/KATHRYN VASEL

CONOCE MÁS SOBRE CÓMO MEJORAR TU RELACIÓN CON TU JEFE AQUÍ.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre