Hablemos del cáncer de mama en jóvenes mexicanas
iStock

Una de cada ocho mujeres en el mundo padecerá cáncer de mama en algún momento de su vida, estima la Organización Mundial de la Salud (OMS), un mal que hoy representa la primera causa de muerte por tumores malignos de la población femenina global y que, de acuerdo con la organización Joven y Fuerte, afecta cada vez más a las jóvenes.

En México, a pesar de que la edad promedio de diagnóstico es 50 años, de la cifra total de mujeres que presentan este tipo de cáncer (23,000 en 2016), un 15% (casi 3,000) son pacientes “muy jóvenes”, es decir, de menos de 40 años, destacó la Doctora Cynthia Villarreal, especialista en la enfermedad y cofundadora de Joven y Fuerte, en entrevista con Tec Review.

Destacó que los casos reportados en mujeres menores a los 40 años con este padecimiento son casi el doble en Latinoamérica que en otros países como Estados Unidos y Canadá (20% y 12% respectivamente).

Por ello es tan importante hablar también del cáncer de seno en personas de menor edad, ya que el hecho de ser jóven no exenta a nadie de presentar este mal.

Además, “las mujeres jóvenes están en una etapa en la que apenas se están consolidando en diferentes aspectos de su vida: el personal, el familiar, el profesional… por ello, sus necesidades son diferentes a las de quienes reciben el mismo diagnóstico en una edad más adulta”, explicó la también Directora de Oncología Clínica en el Centro de Cáncer de Mama del Hospital Zambrano Hellion, así como profesora en el Tecnológico de Monterrey.

Detección temprana en jóvenes

La Doctora Cynthia Villarreal recomienda empezar con la autoexploración a los 20 años con el objetivo de que, si el cáncer llega a aparecer, se logre una detección temprana que “aumente las probabilidades de curación y de que la enfermedad no regrese”.

“Mucha gente sigue sin hacerlo por miedo, porque no sabe cómo o porque le da ‘cosa’, cuando debería de tratarse de una práctica muy habitual”, detalló.

Agregó que sí existen factores de riesgo modificables, como el consumo crónico de tabaco, el consumo crónico de alcohol y la obesidad, pero destacó que aunque se logren evitar estas situaciones, prevenir el cáncer de mama realmente es difícil.

“Se pueden tomar varias acciones como controlar el peso, no tomar mucho alcohol, no consumir tabaco, pero la mayoría de los factores de riesgo no son modificables”, explicó. Entre estos destacan:

  • Ser mujer (este tipo de cáncer ocurre 100 veces más frecuentemente en este género)
  • Genética
  • Historia familiar de cáncer
  • Aparición y desaparición de períodos menstruales (si la primera regla se da antes de los 12 años o la menopausia inicia después de los 55 años)

Así, Villarreal Garza considera que “en lo que hay que hacer mucho énfasis es en la detección temprana” y que, en el caso de las jóvenes, la mejor manera de lograrlo es con “la autoexploración, que ayuda a que, en lugar de que alguien nos revise encuentre tumores ya grandes, encontremos bolitas más pequeñas”.

“También es importante que las mujeres identifiquen factores de riesgo”, añadió, “por ejemplo, que en la familia haya casos de cáncer, particularmente de seno u ovario, en personas muy jóvenes o que se registren varios cánceres en una sola persona, todo lo que suena raro”.

Si existen situaciones como estas, “sí es recomendable que la mujer acuda al médico para ser evaluada y considerar si es necesario hacer otro tipo de estudios más especiales como resonancia magnética”, concluyó.

10 datos que debes saber sobre el cáncer de mama

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre