iStock

Por: Eréndira Reyes / Expansión.mx

Una de las propuestas del gobierno entrante de la Ciudad de México es la creación de la Agencia de Operación e Innovación Digital, según presentó en agosto la ahora jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum y que en parte sustituye algunas de las funciones que realizaba la Agencia de Gestión Urbana.

Este organismo tiene una misión clara: digitalizar a la CDMX, sin embargo, analistas consideran que hace falta tiempo y fuerza para organizar esta dependencia y que realmente cumpla los propósitos que se tienen para la ciudad.

“Lo bueno y lo malo que le veo (a la agencia) es su agenda. Es muy ambiciosa y aunque tienen la ventaja de querer aplicarla en la Ciudad de México –donde hay un buen nivel de conectividad–, se enfrentarán a retos importantes, sobre todo en la gestión de los programas que buscan implementar”, dice a Expansión, Judith Mariscal, directora ejecutiva del Centro Latam Digital e investigadora del CIDE.

Lee: ¿Cómo y por qué las empresas deben sumarse a la transformación digital?

De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la información del Instituto Nacional de Geografía y Estadística, 62.4% de los habitantes de la Ciudad de México están conectados a internet, lo que coloca a la urbe como la segunda mejor conectada del país, sin embargo los servicios de gobierno, como trámites o pago de servicios, siguen sin estar 100% digitalizados.

“Una de las tareas de este nuevo organismo será acercar a los más desfavorecidos en el tema y esto es positivo en la manera en que se pueda ir cubriendo a la población que lo requiere, pues puede pasar, como con el acta de nacimiento digital, gran acierto de la última gestión pero que sigue sin ser usado de la forma que se esperaba”, precisa Mariscal.

Con ello concuerda Gonzalo Rojón, analista especializado en Telecomunicaciones de la consultora The CIU, al destacar que podría ser un proyecto ambicioso que necesitaría mayor fuerza en términos del tipo de organismo que será.

“Ya existía en la CDMX un organismo que en teoría tendría que tener las funciones que está tomando esta agencia, y es la Dirección General de Gobernabilidad de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, pero en ambos casos creo que uno de los grandes retos que veo es el hecho de que no se trata de una secretaría, y me parece que eso en esencia le podría restar poder”, señala Rojón.

Por si no lo viste: México ya trabaja en la digitalización del STC Metro: Cisco

La agencia digital, encabezada por José Merino se divide en seis áreas: gobierno honesto, gobierno digital, atención ciudadana, gobernanza tecnológica, inteligencia y optimización, así como conectividad e infraestructura, cada una de estas enfocada en establecer estrategias para el gobierno de la CDMX y las secretarías que de ella dependan.

Para lograr trabajar con las dependencias de gobierno, las áreas de la agencia buscarán asesoría de la academia, la industria y los mismos habitantes de la CDMX, pues uno de los principales objetivos es mejorar la participación ciudadana.

Mariscal agrega que al plan de esta nueva agencia se debe dar continuidad de la Estrategia Digital Nacional para “crear soluciones que vayan cubriendo de forma progresiva los objetivos de cada agenda digital”. Sin embargo, considera que si los planes de este nuevo organismo salen bien, tomaría de dos a tres años ver los cambios en la ciudad.

“Parte de este proyecto ambicioso es que no se podrán ver los resultados de forma inmediata, les tomará tiempo y tendrán que ir cubriendo poco a poco los objetivos. Lo primero que tendrán que hacer es generar soluciones para los ciudadanos, pero soluciones reales, reforzar su liderazgo como agencia después y colaborar, sobre todo colaborar con instituciones y programas de forma real”, recomienda la representante del Centro Latam Digital, del CIDE.

También puedes leer: Cinco retos que enfrenta México para revolucionar a escala digital

Por su parte, Ignacio Perrone, gerente de investigación en transformación digital de la consultora Frost and Sullivan, precisó que uno de los retos que tendrán las nuevas administraciones gubernamentales en México tienen que ver con infraestructura y generación de patentes.

“La conectividad es un valor indispensable para México, donde la penetración de internet y el acceso a banda ancha cobran gran relevancia en números, pues para 2025 se espera que el país logre en el primer tema un 83% de penetración, mientras que el acceso a la banda ancha podría ser del 78%, esto para 2025, pero las condiciones para que esto suceda depende de la forma de actuar de gobiernos y su cercanía con la industria privada” enfatizó Perrone, en una conferencia en el marco de Cisco Live, sucedida en días pasados.

Y una de los aspectos que más destaca el analista es que debe existir la continuidad de los proyectos en materia digital “pues no es tarea de un año o dos, podría tardar más de un sexenio”, dice Perrone.

Por último, la investigadora del CIDE considera que otro de los obstáculos a los que se puede enfrentar la nueva agencia está en el tema político y de dependencias independientes, como es el caso del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

“En este tipo de redes se puede aprovechar hacer la inclusión de los usuarios a nivel financiero y empezar a acercarlos más a las nuevas tecnologías, pero se necesitarán recursos, lo que será un tema preponderante para el equipo de trabajo de la agencia ante la dirección de finanzas, quien no querrá dejar este control del dinero”, argumenta Mariscal.

TE RECOMENDAMOS:

Menos del 10% de las empresas se han digitalizado

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre