Cortesía

En México, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), son 5, 739, 270 millones de personas las que tienen alguna discapacidad, es decir, el 5.1% de la población mexicana. Dentro de esta cifra, se destacan las personas con dificultades para moverse o caminar.

Lee: Crean sistema de control mental para personas con parálisis

David Christopher Balderas Silva, estudiante del Doctorado en Ciencias de la Ingeniería del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México, trabaja en un proyecto que podría ayudar a todas estas personas, ¿cómo? por medio del desarrollo de un dispositivo inteligente capaz de comprender señales neuronales.

Este dispositivo, con apariencia muy similar a una gorra de nado, es capaz de leer las intenciones de movimiento corporal, así lo explicó en entrevista con Tec Review, Balderas Silva, desarrollador del proyecto.

“Lo que hace el dispositivo es capturar las señales, señales que si tu las ves físicamente no las puedes interpretar, ya que son muy complejas. Se necesita una computadora que haga la traducción a un lenguaje que entendamos”, señaló.

“No lee pensamientos” aclaró el estudiante de Doctorado. “Si tú quieres mover la mano derecha, el dispositivo interpretará qué señal estás queriendo mandar”.

Te puede interesar: Crean pulsera para mejorar movilidad en personas con discapacidad visual

El dispositivo, desarrollado con asesoría del profesor e investigador Pedro Ponce, del Tec de Monterrey, se conecta a un amplificador para que las señales sean leídas. El aparato “tiene varios electrodos, mismos que van al amplificador y del amplificador van a la computadora”, lugar en donde se interpretan dichas señales.

Este proyecto, que se encuentra en fase de pruebas, busca beneficiar a todas aquellas personas que tengan problemas con su movilidad, con la posibilidad de conectarse a aparatos como sillas de ruedas.

Por si no lo viste: Mexicanos crean silla de ruedas autónoma

“Visualizamos poder ofrecer una ayuda inicial a gente en silla de ruedas para poder desplazarse. El profesor Pedro Ponce desarrolló una silla de ruedas autónoma que puede controlarse en un espacio, tú puedes decidir la trayectoria. La idea es que ésta tenga un control semiautónomo con la parte del cerebro”, compartió Balderas Silva.

Actualmente, se realizan las pruebas de la funcionalidad del dispositivo.  “La pruebas que hemos hecho del algoritmo han sido bastante satisfactorias, aún faltan realizar pruebas de campo”.

También se planea realizar pruebas de monitoreo con personas con autismo para observar como reaccionan con la gorra “con el monitoreo podemos saber si están poniendo atención o no al dispositivo , y, dependiendo de eso, corregirlo” finalizó el estudiante del Doctorado en Ciencias de la Ingeniería.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre