GeneXus quiere traer a LATAM los pagos a través de apps como WeChat
GeneXus

(Montevideo, Uruguay) – En un momento en el que “el software invade el mundo”, la revolución tecnológica impulsa otra revolución: la económica. Y prueba de ello es lo que ocurre en China, un país en cuyas grandes ciudades es más común pagar con tu smartphone a través de WeChat que con efectivo o tarjeta. 

“A veces cuando voy a China, siento que estoy en el futuro”, dijo Nicolás Jodal, CEO de GeneXus, en entrevista. “En algunas cosas, en otras no, por supuesto. En concreto en el tema tecnológico, es uno de los temas más brillantes de WeChat”. 

En ese sentido, compañías como la uruguaya GeneXus, una herramienta de desarrollo multiplataforma o “un programa que hace programas”, como lo define Jodal, se esfuerzan porque los pagos con ayuda de servicios de mensajería como Whatsapp lleguen a regiones como Latinoamérica. 

Hasta ahora, la historia de GeneXus en ese sentido “es triste. Apoyamos a una (compañía) fracasamos, pero aprendimos”. El CEO de GeneXus aseguró a Expansión que la firma seguirá apostando a ello porque “en algún momento va a pegar”, porque “no falta nada para que Whatsapp tenga esto”. 

¿Por qué aún no ocurre? Jodal considera que simplemente Latinoamérica “va por un camino diferente”, pero que es realmente importante mantenerse en esa línea pues hoy el mayor riesgo es quedar obsoleto. 

“Es lo peor que te puede pasar en este mundo. Es decir, quedarte jugando una jugada atrasada. Te puede ir muy bien, yo estoy orgulloso de la industria uruguaya de software, pero en un año podemos estar muertos. Porque leemos mal lo próximo que viene y ya está”, abundó. 

¿Cómo evitar quedarse obsoleto? 

Resultado de imagen de wechat pay

Nicolás Jodal piensa que hoy las empresas Latinoamericanas saben que necesitan de una  transformación digital constante. 

“Yo creo que el gran cambio fue la llegada de Uber. Antes de Uber todo mundo estaba (indiferente). Pero a la llegada de Uber todo mundo empezó a decir ‘¿cuándo me va a llegar mi propio Uber?’, ‘¿cuándo me va a pasar lo de los taxis?’ Yo creo que es una compañía tan agresiva que en su momento en realidad sirvió muchísimo para la concientización de la gente, de que el software invade todo mundo y que hay que hacer las cosas diferente”, dijo. 

Así, para el CEO de GeneXus, la conciencia en Latinoamérica ya está. “El problema que hay ahora es: ¿qué tengo que hacer? ¿cómo evito quedarme obsoleto?”. En ese sentido, recomienda dos cosas: experimentar y mirar constantemente a las startups; la apuesta que ahora mismo GeneXus aplica a sus negocios, de acuerdo con Jodal. 

“Muchas veces me llaman muchos CEOs y me preguntan: ‘¿qué tengo que hacer?’ Yo no tengo idea, no hay manera de que sepa lo que tienen que hacer y no creo que haya nadie que lo sepa. Lo que puedo hacer es ayudarte a experimentar para encontrar el camino. Algunas empresas (en Latinoamérica) ya lo han logrado, otras no, porque esto de experimentar es complicado”, comentó.

“Las empresas no están preparadas para experimentar, no te contratan para experimentar. Por ello es un proceso de alguna manera doloroso. Por eso nosotros estamos experimentando cómo experimentar”, agregó. “Una de las cosas que hacemos es un proceso de unas cuatro o cinco semanas en las que lo que hacemos es: una vez por semana hacemos el prototipo de una idea. Empezamos el lunes y terminamos el viernes. Así cada semana tenemos una idea con su prototipo. Y al final tenemos cuatro o cinco ideas que ponemos ‘a luchar’ para demostrar cuál tiene más posibilidad de éxito”.

¿Y por qué monitorear a las startups? Para saber que empieza a funcionar a tiempo. “Incluso se puede buscar un acuerdo o una compra en su momento”, dijo. 

Durante la entrevista, Nicolás Jodal se mostró de nuevo entusiasmado por las innovaciones de WeChat, en especial una llamada mini programs, es decir, una suerte de programas pequeños dentro de la aplicación de mensajería de los que ya hay unos dos millones. 

“Por algo a los chinos les gustó. ¿Para qué sirve? Digamos que yo tengo un servicio de hacer tortas (pasteles). Yo los hago pero los ingredientes los compra el cliente. Pero no es lo mismo lo que necesito para dos personas que para cuatro. Entonces yo lo que hago es un mini programa al que le digo cuáles son los ingredientes. Entonces para contratar mi servicio el cliente entra a ese mini programa, pone la cantidad, digamos cuatro, y automáticamente éste va a Alibaba, compra los ingredientes y me los envia. Nadie se tiene que preocupar. Yo los recibo, hago y entrego la torta”, ejemplifico.

“Son pequeñas cosas que tarde o temprano van a llegar a Latinoamérica”, concluyó. 

Ya puedes pagar y cobrar con tu celular a través de códigos QR. Entérate aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre