Generación Z: adictos al celular con fobia a las llamadas
Envato elements

Por Montserrat Valle

Cada vez es más común ver una escena familiar en la que los integrantes platican menos en persona, pero continuamente revisan e interactúan por medio de su celular. Estamos ante la primera generación de adolescentes que creció continuamente conectada y que enfrenta una brecha tecnológica importante con sus padres, que no entienden esta relación simbiótica entre los jóvenes y su smartphone.

En México, el 72% de los jóvenes de más de 16 años tiene acceso a un teléfono inteligente y YouTube, WhatsApp y Facebook son las plataformas que más utiliza, de acuerdo con un estudio realizado recientemente por la Universidad del Sur de California (USC) y Common Sense, que se enfoca en los niveles de conexión digital y la adicción tecnológica.

“México es un país muy diverso y con un apego familiar único. Es por ello que elegimos este país para realizar esta investigación”, indicó Jim Steyer, director general de Common Sense. Esta investigación se ha realizado previamente en Estados Unidos, Reino Unido y Japón.

El análisis, primero en su tipo en el país, se realizó con una muestra de 1,200 padres y adolescentes de diversas áreas urbanas en México y arrojó que, en términos de uso de redes sociales, la región ocupa el quinto lugar en el mundo con 78 millones de mexicanos accediendo a estas plataformas a través de un dispositivo móvil.

De acuerdo con los resultados del estudio, el 50% de los adolescentes y el 45% de los padres se sienten adictos a su smartphone.

El miedo a las llamadas

La generación millennial y la generación Z han sido continuamente criticadas por la tendencia a comunicarse mayoritariamente a través de mensajes el lugar de elegir llamadas telefónicas. De acuerdo con un estudio realizado por OpenMarket, el 75% de los millennials siguen este comportamiento.

El 76% de los encuestados aseguró que prefiere escribir por WhatsApp o Messenger debido a que ahorra tiempo y por seguridad; en tanto que 19% aseguró que jamás revisa su buzón de voz.

El estudio realizado en México por Common Sense y la USC arrojó datos similares. Del total de encuestados, el 67% aseguró que su manera favorita de comunicarse con amigos es por medio de mensajes de texto. El 50% dijo que también se comunica en persona y a través de redes sociales en un 49%. En tanto que las llamadas telefónicas y los videochats en plataformas como Skype y FaceTime obtuvieron el 40% y el 22%, respectivamente.

“Los adolescentes están conectados 24/7. Su desarrollo social y académico está muy conectado al uso de smartphones y es una generación que está creciendo al mismo ritmo que la tecnología. Las familias han tenido que adaptar su estilo de vida para integrar a los dispositivos electrónicos”, dijo Willow Bay, decana de la Escuela Annenberg de Comunicación de la USC.

De acuerdo con la investigadora, una de las diferencias de México respecto a los otros países en los que se ha realizado el estudio, es que los padres mexicanos tienen un mayor control sobre el dispositivo de los hijos y una forma distinta de poner reglas.

“Yo veo eso como algo muy positivo sobre el uso de dispositivos en México, es algo cultural, y nos dio una perspectiva diferente del estudio porque hemos hecho las mismas preguntas que en las otras regiones, pero el resultado fue diferente en este aspecto. Hay mayor control y es más conservador”, agregó Bay en entrevista.

Otros hallazgos del estudio:

  • Los padres aseguran que el uso de estos dispositivos ofrece beneficios como mayores habilidades tecnológicas y mayor acceso a la información.
  • Es la generación más conectada y socialmente consciente de este vínculo entre su vida diaria y los dispositivos.
  • Los principales miedos de los padres son la exposición al bullying, al contenido inapropiado y al lenguaje de odio.

¿Adicción al teléfono? Así se trata a quien lo padece. Entérate aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre