Envato elements

CON INFORMACIÓN DE KATHRYN VASEL 

Uno de los episodios laborales más complicados es cuando una empresa te despide; sin embargo, no es el fin del mundo. Pero, ¿cómo abordar este tema en una entrevista de trabajo?

Si bien es un acontecimiento que no debes ocultar, pero tampoco contar demasiado. “No debes hacer del despido una carga que tenga que asumir un gerente de reclutamiento”, señala Roy Cohen, asesor de carrera y autor de ‘The Wall Street Professional’s Survival Guide’.

Te compartimos cuatro consejos para que abordes el tema durante una entrevista de trabajo:

Acepta que pasó

El aceptar que te despidió tu empresa es uno de los primeros pasos para comprender por qué ocurrió, lo que ayudará a explicar mejor la situación en una entrevista. 

Analiza qué fue lo que provocó esa situación, quizá puedo ser un problema de rendimiento, de personalidad o hasta un recorte de personal. 

“No debes definirte a ti mismo por un error o un revés. No es algo que defina tu carrera”, menciona John Roccia, un especialista en carrera de la firma de orientación profesional Ama La Vida.

Prepárate para contarlo 

Cuando llegue el momento de la entrevista no sabes si se abordará el tema. Sin embargo, tú debes estar preparado para responder la situación si es que el reclutador te cuestiona. 

El entrevistador te puede preguntar sobre el por qué ya no estás en tu trabajo anterior. Al explicar lo que ocurrió debes hacerlo con confianza. Mantener una buena postura, un buen tono de voz y  el contacto visual con el reclutador. 

Sé positivo 

Aunque todavía sientas sentimientos encontrados por el despido debes mantenerte positivo, con visión hacia el futuro. 

Al expresarte, se recomiendan usar palabras como separado, una reducción involuntaria de la fuerza laboral, mi puesto fue eliminado, entre otras. Si te expresas mal de tu ex jefe, te hará quedar mal y no sumarás puntos buenos. 

Sé honesto

Si el entrevistador sigue presionando para obtener más información sobre la situación, mantente en el aspecto positivo.

Si el despido estuvo relacionado con problemas de rendimiento, puedes decir que siempre has tenido un alto desempeño, pero que te viste envuelto en una situación en la que no tenías las herramientas adecuadas.

Luego, tómate el tiempo para explicar lo que has hecho para rectificar cualquier brecha de habilidades y que has continuado tu entrenamiento para mostrar que aprendiste del pasado.

Por si no lo viste: Cuatro pasos para despedir a un colaborador sin involucrar sentimientos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre