Andrew Leslie/Stanford University

Investigadores conocerán más sobre el proceso evolutivo de las plantas gracias al hallazgo de un fósil con 400 millones de años de antigüedad.

El estudio realizado en la Universidad de Stanford indica que la planta podría pertenecer a las briofitas herbáceas y corresponde al Devónico temprano. El fósil, localizado en Canadá, representaría un ejemplo de la etapa aparentemente intermedia de la biología reproductiva de las plantas. 

El profesor Andrew Leslie, principal autor del documento considera que el descubrimiento es “una especie de instantánea de ese periodo de transición, muy raramente presenciado en la historia de la evolución, en la que se observa una alta variedad de esporas en la estructura reproductiva”.

Las primeras plantas en el mundo no tenían una especialización reproductiva porque fabricaban el mismo tamaño de esporas. Al dividirlas lograron más control sobre su reproducción. Se estima que durante el periodo devoniano ocurrió la diversificación de los pequeños musgos a los grandes bosques.

El nuevo espécimen, junto con el tipo de plantas ‘Chaleuria’, es la primera evidencia sobre la evolución en la biología reproductiva de las plantas terrestres. Leslie explica: “Este tipo de fósiles nos ayuda a localizar cuándo y cómo exactamente las plantas lograron ese tipo de división en en sus recursos reproductivos”.

Las muestras llevaban décadas almacenadas en el Museo Nacional de Historia Natural de Estados Unidas. En ellas se identificaron estructuras reproductivas con esporas de un tamaño de 700 a 200 micras de diámetro, el equivalente a uno o dos cabellos.

“Es raro conseguir tantos esporangios con esporas bien conservadas que se puedan medir”, dice Leslie, quien considera que el equipo había tenido suerte por la forma en que se habían conservado.

Clonación de plantas para atacar la extinción de especies

ale

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre