iStock

Liliana Corona

Uno de los principales retos que trajo la pandemia por la Covid-19 es la educación a distancia. Para los alumnos, los desafíos implican administrar su tiempo, concentrarse y extraer lo mejor de cada clase.

¿Cómo lograrlo? Tec Review consultó a pedagogos y especialistas quienes nos dieron sus mejores consejos para antes, durante y después de cada sesión online.

  1. Antes de las clases

En la organización de tu proceso de aprendizaje tu responsabilidad empieza con la planeación de horarios de estudio, esparcimiento, ejercicio y descanso.

Georgina Palma, coordinadora general del área de psicología de la Clínica Neurometrics, un centro médico especializado en la neuroestimulación, dice que se deben mantener las rutinas que se tenían antes de la emergencia por coronavirus.

“Debemos intentar desayunar antes de empezar las clases, bañarnos y hacer todas lo que hacíamos antes de la pandemia. Eso nos da organización”, comenta.

Yesenia Escudero, pedagoga y fundadora de Fundación Mosaico Down, lugar que brinda educación especializada para personas con Síndrome de Down, afirma que se debe destinar un lugar de estudio y aula virtual para incentivar el proceso de aprendizaje.

“Tiene que ser un lugar iluminado, ventilado, tener una silla con respaldo y un escritorio o adaptar una mesita que les permita poner su computadora”, señala la experta.

Tip Extra: no tomar clases acostado, ya que esta postura dificulta la concentración.

  1. Durante las clases

Aunque hay factores ajenos a los alumnos que pueden interrumpir su concentración, también pueden seguir algunas guías para permanecer enfocados en el aprendizaje.

Para lograr estar más involucrados con los temas, Olaf Román Jiménez, profesor de filosofía en línea y especialista con soluciones con tecnología educativa del Tec de Monterrey, recomienda que pongan el celular en silencio.

“Lo ideal es que en su espacio (de estudio) no esté pasando gente, que esté tranquilo, esto es lo más básico para tener atención”, dice Román.

Además, una forma de comprobar si los alumnos están poniendo atención a la clase es cuando hacen preguntas relacionadas con el tema, así que participar y pedir ejemplos te ayudará a mantener la atención en la materia.

Lee: Algo bueno sale de la pandemia y es nuestra capacidad de adaptarnos

Un enemigo de la concentración es la ansiedad, que se manifiesta algunas veces como hambre después de comer o morderse las uñas. Se puede controlar con una pelota de estrés, como recomienda Palma.

“Para pasar la ansiedad y regresar al presente debemos respirar profundamente porque eso nos va ayudar a oxigenar el cerebro”, señala.

Tip Extra: al entrar a la sesión educativa, clase o curso, asegúrate de pasar antes al baño. Ten a la mano una botana saludable y agua.

  1. Tareas

Ya que la dinámica de las clases ha cambiado y los alumnos pasan varias horas al día en la computadora, realizar tareas es una labor para la que les queda poco ánimo.

Por tanto, los profesores, padres de familia y alumnos deben negociar cuánto tiempo más van a pasar frente a las pantallas.

“La tarea tendría que ser un pequeño repaso de una página o dos. (La pandemia) fue un cambio muy drástico para ellos. Los profesores tenemos que entender que los chicos no están teniendo sus tiempos de distracción y socialización que se tienen en la escuela, están saturados”, explica Yesenia Escudero.

Tip Extra:  Más trabajo colaborativo que debe empezar con la identificación de las fortalezas de cada alumno, como los que son buenos para la expresión oral, hacer investigación o videos ya que al juntar estas capacidades se obtienen mejores resultados.

  1. Nuevas y ‘viejas’ tecnologías

Algo que nunca pasará de moda son los apuntes a mano porque requieren mayor concentración y estimulan el proceso de aprendizaje.

“Escribir a mano requiere un proceso cerebral y neuronal más complejo para el cerebro y un costo mayor cognitivamente”, destaca Olaf Román, profesor del Tec de Monterrey.

Una forma rápida de comprobar que estás extrayendo lo mejor de las clases en línea es hacer acordeones, que son las síntesis de los conceptos vistos en clase.

“Puede ser por medio de hojas o tablas de resumen, mapas mentales, diagramas, cuadros sinópticos o dibujos”, recomienda el profesor.

La tecnología también puede ayudar a mantener frescos algunos apuntes.

Mientras que Román sugiere aplicaciones como Quizlet, Brainscape o Edulastic, Palma recomienda usar hojas de papel y organizar horarios y apuntes con colores como un recurso para explotar la creatividad manual.

Una vez que cumpliste con tus obligaciones de estudiante llegó el momento de descansar.

Incluye en tu rutina diaria 30 minutos de ejercicio, elige horarios para tus alimentos y respétalos. Duerme al menos ocho horas y continúa con tu educación.

Tec Review crece: estrena sitio en inglés y podcast. Sigue nuestros contenidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre