Por: Raúl Taiyo / CONECTA

20 alumnos de la carrera de Nutrición y Bienestar Integral del Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara, así como siete profesores y 10 socios formadores ayudarán a crear alimentos funcionales para mujeres con cáncer de mama de la Fundación Salvati.

Ésta es la meta del Pink Fest 2019 del Campus Guadalajara, que lograrán por medio de la detección de requerimientos alimentarios de dichas pacientes y la creación del alimento de alto valor nutritivo, como parte de la iniciativa “Nutrir +”.

Los participantes son el total de alumnos de quinto semestre, lo que permite que todas las materias de su plan semestral están orientadas al desarrollo del proyecto.

Lee: ¿Verdadero o falso? Cinco mitos detrás del cáncer de mama

“Por ejemplo, en una materia van y evalúan nutricionalmente a estas mujeres. Y en otra diseñan los alimentos funcionales”, dijo Daniela Gordillo, directora de Departamento Regional de Nutrición y Bienestar Integral. 

Pink Fest cuenta con la orientación y ayuda de diversos socios formadores como Banco Diocesano de Alimentos (BDA), Red de Desperdicio de Alimentos de CONACYT, Fundación Marisa, Fundación Salvati, Musa Creadora A.C., Échale Coco podcast y Red Internacional Thoughts for Food.

La propuesta surge gracias a las profesoras Daniela Gordillo y María José Rivas. Gordillo explicó que “octubre, además de ser el mes de la alimentación, es el mes de la lucha contra el cáncer de mama.

“Por eso el diseño de los alimentos funcionales incorpora el color rosa, ya que ese color sigue como estandarte para la lucha contra el cáncer de mama y también es el de nuestra edición 2019”.

Resultados preliminares

Los alumnos trabajan divididos en 5 equipos y compiten entre ellos. En septiembre se realizaron las presentaciones para que un jurado, compuesto por profesores y pacientes de Salvati, determinaran un ganador.

“Uno de los requisitos es que sea funcional y corresponda a las necesidades encontradas y que a la vez nutra de manera más sostenible, saludable y a más personas”, precisó Gordillo.

El diagnóstico presentó la necesidad de reducir náuseas, ser refrescantes, nutritivos y bajos en azúcar. A partir de esto, los alimentos varian entre barritas, galletas, muffins o congelados como paletas, helados o bolis.

El proyecto incluye “una colecta al interior del campus de donaciones en la que esperamos juntar el dinero suficiente para comprar la materia prima y así producir más de 100 piezas del producto”, compartió la profesora.

Por si no lo viste: 10 datos que debes saber sobre el cáncer de mama

Desde el 17 de septiembre, todos los alumnos y el personal de la carrera, portan pins para aceptar donaciones. Y estas podrán realizarse hasta el 15 de octubre.

“La idea es que la Comunidad Tec done, si ven los pins con cualquier alumno, donen. Desde 5 pesos podemos alcanzar mucho.

“El remanente del dinero recolectado irá directamente a las mujeres de la Fundación Salvati para tratamientos de quimioterapia, radioterapia, prótesis, mangas para linfedema o pelucas”, comentó Daniela Gordillo.

El Pink Fest incluye una actividad previa: la conferencia “Las delicias de emprender”, impartida por la empresaria Marisa Lazo, fundadora de la pastelería que lleva su nombre. La charla será el próximo 2 de octubre, abierta al público y gratuita.

Es la cuarta ocasión que alumnos, profesores y socios formadores ponen en marcha la iniciativa “Nutrir+” del Tec de Monterrey, campus Guadalajara. Comenzó hace 3 años con los siguientes proyectos:

El proyecto está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en especial el número 12: Producción y consumo responsable, al elaborar un producto ecológico, económico y sostenible.

Te recomendamos: Expertos unen fuerzas para apoyar a jóvenes con cáncer de mama

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre