La Nobel Ada Yonath pensó que nadie le pagaría por dedicarse a la ciencia. (Udell Cizar Jimenez Veytia)

MONTERREY, Nuevo León – Por primera vez el Tec de Monterrey realizó un panel de Mujeres en la Ciencia durante el Congreso de Investigación y Desarrollo. En él, contó con la participación de Ada Yonath, premio Nobel de Química 2009, Leticia Torres Guerra, directora general del Centro de Investigaciones en Materiales Avanzados y Dora Elvira García González, SNI 3, decana asociada de investigación y ganadora del Premio Insignia 2019 por su trayectoria.

Durante el evento, las investigadoras contaron sus experiencias, retos, obstáculos y motivaciones que han tenido a lo largo de su carrera. 

Ada Yonath aseguró que ella nunca se imaginó que iba a dedicarse a la ciencia, pues en realidad quería escribir libros.

“En realidad quería escribir, pero cuando lo intenté me di cuenta que no era lo suficientemente buena y opté por la ciencia. Era un hobby y creí que nadie pagaría por eso”, dijo la ganadora del Nobel.

(Udell Cizar Jimenez Veytia)

Lee: El sueño azul de la ganadora israelí del Premio Nobel

Por su parte, Leticia Torres contó que su padre era una persona que creía que sólo los hombres tenían que estudiar y las mujeres debían encontrar un buen marido y dedicarse a las labores del hogar. Además, su familia destinaría una gran parte de sus ingresos a priorizar los estudios de su hermano.

“Mis padres querían que mi hermano estudiara en el Tec con una beca del 50%. Ahí me di cuenta que había oportunidades para hombres y otras para mujeres, así que yo tuve que estudiar en la Universidad de Nuevo León”, contó.

Ella cree que para cerrar la brecha de género en las ciencias es importante empoderar a las mujeres desde que son niñas y que en las instituciones escolares haya más programas para que las acompañen durante 10 o más años.

“Cuando me promovieron a nivel 3 del SNI fui la primera mujer en lograrlo. Alguien me mandó preguntar cómo me lo habían dado y cómo podía saber más que un hombre. Yo respondí que a mí me costó el doble o triple de esfuerzo que a él”, agregó.

Recomendamos: Especialistas llaman a confiar en la ciencia en favor de la calidad de vida

Por su parte, la investigadora Dora Elvira García contó que ella promueve las redes de solidaridad y fraternidad entre sus colaboradores, sobre todo cuando deciden tener hijos. Ella asegura que estas redes de colaboración también le permitieron avanzar en su carrera y estar al pendiente de su familia.

“La brecha tiene que ver con una serie de exclusiones y es una cosa cultural. Y no es sólo cosa de los hombres. Las mujeres somos muchas veces las que educamos en esta lógica”, indicó.

De acuerdo con datos de la Unesco, el 28% de los investigadores científicos en el mundo son mujeres y tan solo un 7% de las niñas se ve como científicas en el futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre