iStock

Por Eréndira Reyes

De acuerdo con datos de Fitbit, los países más activos en el mundo son Hong Kong, España, Irlanda, Suiza y Alemania, pues el año pasado estos superaron la media de pasos al día de otras naciones: 9,500 pasos al día.

Hong Kong logró 10,493 pasos diarios durante 2018, mientras que España tuvo 10,002 pasos e Irlanda, Suecia y Alemania tuvieron en promedio 9,726, 9,609 y 9,601 pasos respectivamente.

Sin embargo estas cifras no representan a los corazones más saludables, sino aquellas que corresponden a indicadores como la frecuencia cardíaca.

De acuerdo con la organización Mayo Clinic, la frecuencia cardíaca en reposo oscila entre los 60 y 100 latidos por minuto, en promedio, aunque la misma fuente indica que una frecuencia cardíaca más baja es señal de un buen ejercicio cardiovascular.

En ese sentido, las ciudades que tienen el corazón más sano son Bend, en Oregón, así como Santa Bárbara, Santa María y San Luis Obispo en California.

Garmin proporcionó a Expansión los datos de una pareja de deportistas de alto rendimiento, así como los de una pareja que no realiza una actividad deportiva de alto impacto. Estos prueban que la frecuencia cardíaca es el factor que más representa la salud deportiva.

Juan Luis Barrios Nieves es atleta de alto rendimiento, ha ganado ocho medallas de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe y fue cuarto lugar en el Maratón de la Ciudad de México de 2017. De acuerdo con la información recopilada por su Garmin Fénix 5 plus, su frecuencia cardíaca es de 38 latidos por minuto.

Su pareja, Machelet Luna, también es una deportista de alto rendimiento que se desempeña como pentatleta y maratonista. De acuerdo con su Garmin, su frecuencia cardíaca es de 51 latidos por minuto, lo que la deja debajo del promedio que establece Mayo Clinic.

En el caso de la pareja sedentaria, Otto Fernández presentó un promedio de 67 latidos por minuto, mientras que Violeta Vilchis registró en su Vivohome HR 73 latidos por minuto.

A diferencia del pulso, la frecuencia cardíaca es el número de veces que el corazón late por minuto. Éste es un dato personal que no es igual para todos y que varía dependiendo de la edad, el peso, la temperatura y la genética.

Conocerla al entrenar ayuda a los atletas a saber cuál es el esfuerzo real que están haciendo en su entrenamiento.

La amistad también ayuda

De acuerdo con un estudio hecho por Vivek Murthy, donde calificó que las malas conexiones sociales están asociadas con problemas de salud, como obesidad o adicciones, el especialista dijo que las amistades ayudan a la salud de las personas.

Otro estudio publicado por la revista médica británica Heart, indicó que las malas relaciones sociales se asociaron con un aumento del 29% en el riesgo de enfermedad cardíaca y un aumento del 32% en el riesgo de accidente cerebrovascular en comparación con aquellos usuarios que tienen amistades bien establecidas.

Por ello es que los especialistas precisan que tener con quién salir a hacer ejercicio podría estar relacionado con tener una frecuencia más baja y por ende un corazón más sano.

Tus genes pueden ser los responsables de tu actividad física. Conoce más aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre