iStock

(EFE) –  De acuerdo con un estudio publicado por Nature Medicine y basado en la investigación del científico chino He Jiankui , los individuos con dos copias de las mutación genética CCR5 Delta 32 sufren un aumento del 21% en la tasa de mortalidad.

Esto se produce debido a la alteración en los genes, las células sanguíneas se convierten en inmunes al virus del VIH, sin embargo los autores de la investigación realizada por la Universidad de California Berkeley, aseguran que es importante comprender cómo puede afectar a la salud introducir mutaciones genéticas.

Lee: Técnica de edición genética Crispr-Cas9 provoca mutaciones inesperadas

Xinzhu Wei, fue el profesor a cargo del estudio en donde descubrió el genotipo y la información sobre el registro de muertes de más de 400 mil personas en el Biobanco del Reino Unido para evaluar el efecto de la mutación CCR5 Delta 32 en la esperanza de vida.

Los portadores homocigotos de esta mutación tienen aproximadamente un 20 % menos de probabilidades de llegar a la edad de 76 años, en comparación con aquellos que no tienen ningún tipo de cambio genético o solo cuentan con una copia de esta alteración en sus genes.

En 2018, He Jianku creó los primeros bebés modificados genéticamente con el objetivo de imitar el efecto de la mutación genética CCR5 Delta 32, la cual generó una gran controversia sobre los límites bioéticos de dichas prácticas y sobre todo en las consecuencias para la salud.

Aunado a ello, estudios anteriores revelaron que aquellas personas con este tipo de mutación padecen un mayor riesgo de contraer enfermedades infecciosas. Sin embargo, la mutación CCR5 Delta 32 evita la entrada del virus del sida en las células sanguíneas de personas originarias del norte de Europa. 

Te interesa: Crean el primer ser vivo con un genoma completamente modificado

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre