iStock

Están por llegar las fiestas navideñas y con ellas, una gran cantidad de reuniones y posadas que conllevan a tomarse unos tragos. En caso de excederte podría dejarte dolor de cabeza, diarrea, pérdida de apetito, cansancio, náuseas, entre otros malestares.

Sin embargo, existe una manera sencilla para que las resacas al despertar sean menos intensas o inclusive, en algunas personas con un organismo privilegiado, desaparezcan por completo.

Lee: Alcoshock, un alcoholímetro para tu auto

El truco es mezclar algunas bebidas no alcohólicas con tus tragos, de esta manera, el progreso del alcohol se ralentizará y diluirá el efecto que produce en el tracto gastrointestinal.

Asimismo, hará que lleves un control y ritmo moderado respecto a la ingesta del alcohol, pues pasarás al menos unos minutos disfrutando de un refresco o un vaso de agua.

Por otro lado, algunos estudios científicos sugieren que el consumo del alcohol y la resaca están sumamente influenciadas por lo que llaman ‘expectativas’. En resumen, las cosas qué crees que te pueden suceder cuando estás bebiendo con tus amigos o familia es algo que se hará realidad.

Por si te lo perdiste: Kava, la bebida antiestrés de los millennials en Nueva York

Por ejemplo, si estás pensando con anterioridad en una “cruda” que se escribirá con letras mayúsculas, esto es lo que conseguirás, pues tu cerebro estará predispuesto a ello.

Así que lo mejor y lo que recomiendan los especialistas es pasársela bien sin pensar lo que sucederá al día siguiente y mezclar algunas bebidas sin alcohol en la convivencia.

TE RECOMENDAMOS:

Científicos identifican proteína que podría curar el alcoholismo

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre