The Lidar Technology (Light Detection and Ranging) (Phpto: NEON Science, CC BY 2.0)

Por: Jansel Jiménez Bulle

Todos los caminos llevan a Roma o también a Chichén Itzá, pues esta capital perteneció a un imperio que equiparó las proezas urbanísticas de la ciudad fundada por Rómulo y Remo.

Esto ha sido demostrado por recientes estudios hechos con Lidar (Light Detection and Ranging), sistema que consiste en la obtención de imágenes mediante emisión de millones de pulsos láser que, al topar con el suelo, rebotan y permiten recrear digitalmente vestigios arqueológicos de grandes extensiones de terreno, aunque estén bajo vegetación densa.

Los pulsos en grandes cantidades logran llegar al suelo cuando son proyectados desde drones o aeronaves, y entonces se pueden conocer detalladamente las formaciones del relieve, de tal manera que alteraciones en la superficie que hayan sido generadas por antiguos pobladores quedan grabadas en imagen.

“Normalmente tomamos en cuenta 15 puntos láser por metro cuadrado. Con esto se genera una nube de puntos. Las diferentes clasificaciones de esta nube generan una topografía del suelo, gracias a algoritmos matemáticos que pueden quitar el efecto de la vegetación”, dice en entrevista para Tec Review, José Luis Punzo Díaz, profesor-investigador en arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El experto comenta que los pulsos de Lidar se detienen con la primera superficie sólida con la que se encuentran. Por ejemplo, en una selva maya donde hay un dosel de árboles muy espeso la mayoría de los pulsos pegan en la vegetación, pero algunos van a traspasarla y tocan el suelo.

“Cuando obtenemos la nube de puntos vemos algunos de ellos que pegan en la parte de arriba y otros que pegan en medio, en algunos arbustos que estén por ahí. Eso es lo que permite retirar todos los puntos de arriba y hacer un mapa topográfico de la parte de abajo, es decir, de solamente los puntos que pegaron en el suelo”, detalla Punzo Díaz.

Desde hace alrededor de cinco años en el área maya de la península de Yucatán, Lidar ha sido utilizado en la búsqueda de ruinas, sobre todo en regiones con masa vegetal muy alta donde es difícil observar a simple vista elementos arqueológicos.

Rodrigo Esparza López, profesor investigador del Centro de Estudios Arqueológicos del Colegio de Michoacán, expresa lo siguiente: “éste es uno de los lugares donde se empezó a implementar esta tecnología, y ha resultado una revolución en el hallazgo de sitios arqueológicos, en cuanto al detalle que el análisis de Lidar ha dado. Se sabía que los mayas eran como los romanos, excelentes ingenieros en hacer caminos, pero sólo hasta que mediante Lidar se pudieron ver estos senderos en toda la península es que nos dimos cuenta de que en verdad era cierto. Fue algo impresionante”.

Esparza López, quien también es especialista en arqueometría por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), comenta que equipos de universidades de Estados Unidos han colaborado con investigadores mexicanos para hacer estudios mediante Lidar de gran parte de la península de Yucatán. Ellos han encontrado una abundante cantidad de sitios arqueológicos, prácticamente el doble de lo que se tenía reportado. Además, los que ya se tenían registrados resultaron ser más grandes de lo que se pensaba.

“En general, Lidar ha servido para hacer una guía y planear excavaciones. En Tabasco recientemente encontraron un sitio impresionante y, gracias a esta tecnología, ahí pudieron identificar una de las estructuras más grandes de la cultura maya: mide casi 500 metros de largo. Si no tuviéramos esta herramienta, no se hubiera hecho tan fácilmente el descubrimiento”, explica Esparza.

Ambos expertos coinciden en que Lidar representa un parteaguas en la arqueología de este siglo. Sin embargo, sigue siendo una tecnología muy cara. Cuando empiece a abaratarse, como ocurre con todas las tecnologías, seguramente en México será más accesible y podrán hacerse muchos otros sorprendentes hallazgos. 

“El futuro de Lidar en el país será un paso más de los que son sumamente necesarios cuando hay que hacer una investigación de gran envergadura, para tener una idea más clara del terreno que hay que explorar y así tener como una fotografía de rayos X de cada sitio arqueológico”, comenta Esparza.

Te puede interesar: En Colima localizan un petroglifo de 2,000 años de antigüedad

¿La tecnología reemplazará al arqueólogo?

En tiempos en que la utilización de softwares sofisticados ha sustituido muchas tareas antes realizadas por seres humanos, la arqueología no prescindirá del trabajo de campo y la inteligencia de los investigadores, de acuerdo con ambos especialistas.

“Lidar no puede englobar toda la labor del arqueólogo, pues nunca va a poder hacer un trabajo tan minucioso. Esta tecnología se queda en el nivel de prospección arqueológica, esto es, encontrar en el terreno los vestigios. Después viene la excavación y finalmente el análisis de materiales”, dice Esparza.

(Foto: NEON Science, CC BY 2.0)

El verdadero reto y el mayor tiempo de trabajo no tiene que ver con la adquisición de información, sino con las tareas especializadas que el arqueólogo tiene que desarrollar posteriormente, describe Punzo, doctor en arqueología por la ENAH.

“No hay que perder de vista que la tecnología sólo ofrece modelos matemáticos, no la realidad. Lo que el sensor localiza y nosotros procesamos e interpretamos como un rasgo arqueológico, no lo vamos a desarrollar hasta que no lo vayamos a ver al campo”, concluye Punzo. “Muchas veces se piensa que Lidar sustituye el trabajo arqueológico de a pie. No es así. Simplemente es una gran herramienta, pero no es una fórmula mágica. Aún hay que ir al cerro a caminar”.

Ve también: DeepView 24, el submarino para turistas

Tec Review crece: estrena sitio en inglés y podcast. Sigue nuestros contenidos.  

2 COMENTARIOS

  1. Estos hallazgos confirman que la Selva de la Península de Yucatán, Tabasco y Chiapas, no debe penetrarse con el “proyecto” del Tren Maya, PORQUE ES UNA AMENAZA, para los vestigios que se encuentran cubiertos por los arboles y la vegetación. Ojalá estas investigaciones se hagan del conocimiento del gobierno mexicano, para que detengan esta “obra”, que daría lugar a mas amparos de los que se han obtenido.

  2. el tren maya ya está trazado de antemano en su mayoría sobre una via ferrea abandonada, por ello no hay riesgos de destruccion de la naturaleza, lo que destruiría la zona sería la saturación del turismo incursionando el area, eso es lo que se debe regular incluyendo la incursión ilegal de extranjeros sin documentos para que también se detenga la destrucción de la naturaleza, la caza ilegal, los incendios, la contaminación, la tala ilegal, el comercio de especies exóticas y de las que estan en peligro de extinción; para ese propósito el tren maya servirá de maravilla al funcionar a modo de patrullaje y control del territorio mexicano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre