iStock

¿Son las abejas la solución a la crisis plástica? La empresa Humble Bee en Nueva Zelanda cree que sí.

Hylaeus nubilosus, es una especie que a diferencia de sus primos abejas más sociables, no viven en colmenas. Ellos no hacen miel, y definitivamente no bailan.

En cambio, estos insectos solitarios crean un tipo particular de material que se parece mucho al celofán. Es esto lo que entusiasma a la fundadora de Humble Bee, Veronica Harwood-Stevenson. Quien espera convertir esta sustancia natural en un sustituto de plástico, que no solo es sostenible sino que repele el agua, es resistente al fuego y al calor; y además es impermeable a los químicos.

Puedes leer: Mexicanos revolucionan industria de los plásticos con ayuda de cáscaras de fruta

“Las partículas plásticas y los productos químicos han penetrado ecosistemas y organismos en todo el mundo, dijo a The Sydney Morning Herald.

En este momento, el personal de Humble Bee está trabajando en una forma de ingeniería inversa del material para hacer un “plástico” económico y sostenible que pueda producirse en masa. Mientras tanto, el investigador Harwood-Stevenson está trabajando con científicos del Instituto de Investigación Ferrier de la Universidad Victoria para estudiar H. nubilosus, más conocida como la abeja australiana enmascarada.

“Se trata de la biomimética, de copiar lo que hay en el entorno natural, y lo hemos estado haciendo durante siglos, desde diseños de alas planas inspiradas en aves rapaces hasta formas de trenes que reflejan los picos de las aves”, agregó.

Lee: Bioplástico de cáscara de naranja representará a México a nivel global

Además del material de anidación de H. nubilosus, los científicos están utilizando conchas de camarón, cáscaras de cangrejo y restos de comida para crear diversos bioplásticos.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Pondría naranja fin a la era del plástico

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre