iStock

Por: Angélica Pineda

La tecnología blockchain puede transformar industrias al hacer sus procesos más eficientes, seguros y transparentes. Pero sin el talento que la desarrolle es como construir una casa sin ayuda de albañiles, considera John Souza, cofundador de Kingsland University-School of Blockchain, una institución que forma a profesionales en esta tecnología y que en enero iniciará sus cursos en México.

“Por cada desarrollador de blockchain, hay 17 vacantes”, asegura Souza, cuya escuela está presente en Singapur, Bulgaria, Filipinas, Bermuda y Canadá. En México, la demanda de estos especialistas ha derivado en una lucha de talento . HyperBlock, una organización promotora de la industria Fintech, calcula que hay 20,000 especialistas de blockchain en el mundo y Souza estima que se requerirá un millón más para 2020. Según cifras de Hired, un marketplace de talento de tecnología, la demanda de expertos en este sector aumentó 400% desde 2017.

Anticipándose a esa necesidad, en enero de 2017 fundó junto con Jason King y Moe Levin la Escuela de Blockchain en Estados Unidos, que ahora trae a México en alianza con Collective Academy (fundada por Patricio Bichara y Fernando Fabre), que pondrá la infraestructura para los talleres. Souza explica a Expansión cuáles son los diferenciadores de su emprendimiento.

Angélica Pineda: ¿Por qué creaste la Escuela de Blockchain?
-John Souza: Platicando con amigos que están en la industria me di cuenta del potencial de esta tecnología. Ellos estaban levantando mucho dinero con las ICO (Oferta inicial de criptomonedas), tenían una visión clara de lo que querían lograr, pero no tenían al talento para hacerlo. Es como construir un edificio sin tener a los albañiles para levantarlo.

Ya tenía una universidad acreditada, la Social Media Marketing University (SMMU), que tuvo mucho éxito y era reconocida. Con mis socios, nos propusimos desarrollar a ese talento, así que le cambiamos el nombre a Kingsland University y dentro de ella creamos la Escuela de Blockchain que, eventualmente, entrará a temas de ciberseguridad y marketing.

AP: ¿Qué hace diferente a esta escuela?
JS: Su enfoque basado en el resultado del alumno. Queremos que venga a clase, que esté contento, que consiga trabajo, que el empleador esté contento y contrate a más de nuestros graduados.

Tenemos como diseñadores del currículum a gente que está desarrollando los protocolos modernos como bitcoin, ethereum y ya estamos hablando con la gente de Cardano –plataforma de contratos inteligentes- y eso es muy diferente a tener académicos que están pensando en qué enseñar. Tener a los profesionistas que están diseñando en el día a día es una gran diferencia en la calidad del programa.

AP: El programa tiene una duración de entre cuatro y cinco semanas y un costo de 5,000 dólares. ¿En cuánto tiempo los alumnos ven el retorno de su inversión?
JS: Nuestra propuesta está dirigida a desarrolladores con tres años de experiencia, porque hay bootcamps que pretenden enseñar en 12 semanas a programar y sacan programadores muy juniors al mercado que, cuando llegan a las empresas, éstas se dan cuenta que no saben todo lo que deberían saber.

El 93% de nuestros graduados consigue trabajo casi inmediatamente y ganan arriba de 24% de lo que percibe de salario un programador regular. Hay empresas que incluso envían a su personal a que se capacite. Ese porcentaje que no se coloca, que es muy bajo, Kingsland lo contrata para que desarrolle proyectos o como consultor.

AP: ¿Cuál es la demanda de talento que estiman en México?
JS: Para el 2020 se necesitarán un millón de expertos de blockchain a nivel mundial. No tenemos las cifras en México, pero sabemos que las empresas tienen problemas con el talento y queremos ayudarlos. Además, Kingsland puede crear un centro de innovación en México, que dé servicio a compañías de Singapur o de Estados Unidos y que pague a sus programadores los mismos sueldos de esos países.

AP: ¿Qué otro impacto tiene la enseñanza de Kingsland?
JS: Vamos más allá de educar en blockchain, queremos mitigar todos los obstáculos para que cualquier persona reciba la mejor educación en tecnología. Se espera que la industria crezca 16 veces para 2024, por ello es necesario que la gente joven comience a desarrollar estas habilidades desde la preparatoria.
Kingsland cuenta con becas para apoyar la educación de calidad desde el kínder hasta la universidad, también tenemos esquemas en los que las personas vienen gratis a los cursos y al graduarse van pagando con parte de sus ingresos. Y entrevistamos a todos lo que aplican para que las 40 personas que componen la clase estén ahí por las razones correctas.

También puedes leer:

Siete empresas se unen en pro del blockchain en México

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre