Rocío Isabel Díaz, investigadora de biología molecular del Tec de Monterrey, advierte que el consumo de alimentos fortificados se ha retrasado hasta 15 años. (Jesús Alejandro Salazar Villa)

MONTERREY, Nuevo León- Las innovaciones científicas y tecnológicas que continuarán mejorando la vida de la humanidad en los próximos años solo son alcanzables si empezamos a emprender y confiar en la ciencia, señalaron los participantes de Tech Talks, charlas con científicos e investigadores que realiza el Tec de Monterrey como parte de su 50° Congreso de Investigación y Desarrollo.

Si alimentariamente estamos atrasados en la adopción de soluciones a problemas de nutrición es por la desconfianza en las innovaciones que se han realizado en este campo debido a la desinformación sobre cómo el cambio climático es un peligro para la alimentación mundial, dice Rocío Isabel Díaz, investigadora de biología molecular del Tec de Monterrey.

Para prepararse ante los cambios del futuro de la alimentación, la investigadora señala este miércoles que varios investigadores en el Tec de Monterrey trabajan para fortalecer las propiedades nutricionales de diferentes alimentos de modo que contengan mayores cantidades de ácido fólico, carotenoides, y vitaminas B, C y D.

Díaz alertó que debido a la desinformación que se genera en sitios no oficiales, el consumo de alimentos fortificados se ha retrasado en algunos casos hasta 15 años.

“Golden rice (arroz genéticamente modificado y súper alimento) es un cultivo biotecnológico transgénico que puede evitar la mortandad infantil, pero su creador ha tenido amenazas de muerte. El desarrollo de la tecnología nutre masas, debemos confiar en lo que la ciencia nos dice que está bien”, señala Díaz.

Lee: ¿Las palomitas de maíz contienen más antioxidantes que la fruta?

Otros participantes de la Tech Talk, como Alberto Mendoza y Ernesto Amoros, especialistas en ingeniería ambiental y en desarrollo de negocios, respectivamente, destacan que la innovación debe ser impulsada para alcanzar los grandes cambios que busca la humanidad para enfrentar los retos globales para mantener la calidad de vida y la protección al medio ambiente.

“Cuando pensamos en el cambio climático es muy fácil ser fatalista, que el mundo se va a acabar, que no tenemos remedio como humanidad. Yo soy un optimista moderado porque creo que como humanidad tenemos un camino positivo que podemos circular”, señala Mendoza.

Albeto Mendoza (Jesús Alejandro Salazar)

El especialista en medio ambiente destaca que la energía, el transporte y la tecnología deben implementar estrategias para el cuidado del planeta de manera conjunta para lograr la transformación en el cuidado del planeta.

Mendoza puso como ejemplo que la evolución del transporte como servicio, y no como la posesión de un medio para trasladarse, como un vehículo, es la revolución del transporte que ayudará a generar ahorros económicos para las familias, y a disminuir la emisión de dióxido de carbono en 90%, así como de accidentes en los próximos 10 años.

Por su parte, Amoros dice que en México falta el impulso a la innovación por parte de la iniciativa privada para no dejar toda la responsabilidad en manos del gobierno, además, de buscar incentivar proyectos para que nazcan y triunfen, no solo para presentarlos.

“Nos centramos en muchos emprendedores, es una cuestión de calidad, no de cantidad. Israel y Corea son los que más invierten en investigación y desarrollo, México está en antepenúltimo lugar pero sí hay tecnología mexicana que ya se vende en otros países como VUHL, un vehículo deportivo hecho en México, con innovación abierta y componentes que vienen de 30 países, que no necesariamente se vende en México pero se vende en Estados Unidos y el mercado británico. Es el vehículo con tecnología 100% mexicana, sí se puede y necesitamos más proyectos como estos”, dice Amoros.

En tanto, Rocío Ortiz López, especialista en biología molecular, expuso a los asistentes a la Tech Talk que el futuro de la innovación en salud ya está aquí con el uso de la robótica en las cirugías. “Los robots manejados por el cirujano pueden hacer incisiones más pequeñas y para 2025 vamos a estar utilizando estos sistemas de manera más extendida”.

Gracias a los avances en salud para el año 2045 los seres humanos serán prácticamente “inmortales”, expresó Ortiz López.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre