iStock

Un equipo de investigadores de la Universidad de British Columbia ha encontrado dos tipos de enzimas que pueden transformar la sangre tipo A en sangre de tipo O. En su artículo publicado en la revista Nature Microbiology, el grupo describe su estudio metagenómico de bacterias en heces humanas y lo que encontraron.

Hay cuatro tipos de sangre: A, B, AB y O

Estos tipos no son compatibles para las transfusiones de sangre, excepto para el tipo O, que se puede transfundir al receptor, lo que lo hace altamente valorado.

Puedes leer: Donación de sangre: lo que debes saber

La diferencia entre los tipos de sangre se debe a las moléculas de azúcar conocidas como antígenos sanguíneos que residen en las superficies de los glóbulos rojos. Aquellos con antígenos de tipo A tienen sangre de tipo A, aquellos con antígenos de tipo B tienen sangre de tipo B y aquellos con ambos antígenos tienen sangre de tipo AB.

El tipo O es diferente porque no tiene antígenos en su superficie

Una investigación previa realizada por el equipo de la UBC mostró que ciertas enzimas podrían usarse para convertir A, B o AB en O mediante la eliminación de los antígenos. En este nuevo esfuerzo, los investigadores encontraron que dos enzimas que trabajan juntas convierten la sangre de tipo A en O, y que existen en el bioma intestinal humano.

Los investigadores afirman que a partir de enzimas del intestino humano lograron convertir sangre del tipo A y B, que tienen limitaciones para que alguien la pueda recibir, en sangre tipo O, que se le puede entregar a cualquier persona.

Aunque previamente ya se habían identificado enzimas que podrían ofrecer un resultado similar, en este caso lo lograron hacer de manera “30 veces más eficiente” que esas otras candidatas.

El equipo planea continuar su estudio de las enzimas para determinar si serían seguros de usar para convertir la sangre para transfusiones en sujetos de prueba humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre