Un trabajador de laboratorio limpia una muestra de la Covid-19 (Foto: Guillermo Arias / AFP)

Un equipo de la Universidad de Nebraska consiguió –por primera vez replicar– partículas del SARS-CoV-2 extraídas del aire de cuartos de enfermos del nuevo coronavirus.

Los descubrimientos refuerza la hipótesis según la cual el virus es transmisible no solo por saliva, tos y estornudos, sino también por las microscópicas gotitas que las personas expelen cuando hablan o respiran. Las gotas son tan leves que quedan suspendidas en el aire durante mucho tiempo si no hay ventilación suficiente.

Estos resultados son preliminares y no fueron revisados por el comité de lectura de una revista científica, que deberá confirmar que el método empleado es cualificado. El texto fue publicado  en el sitio web medrxiv.org en el cual la comunidad científica puede comentarlo libremente.

Tarea complicada

“No es fácil. Las concentraciones son débiles, generalmente hay pocas posibilidades de recuperar muestras utilizables”, dijo Joshua Santarpia, profesor de la Universidad de Nebraska, respecto a la tarea de recuperar muestras.

Los investigadores extrajeron aire de los cuartos de cinco pacientes. Estos hablaban, algunos tosían. Los científicos lograron hacerse de microgotas de menos de cinco micras de diámetro que contenían el virus e incluso lo encontraron en gotas de un tamaño menor a una micra (milésima parte de un milímetro).

Posteriormente, aislaron el virus y lo trasladaron a un entorno especial para que se replicase. Sólo consiguieron replicar tres de 18 muestras provenientes de microgotas de una micra.

“Se replican en cultivos celulares y, en consecuencia, son infecciosos”, aseguró el investigador.

Pruebas en el aire

Al principio de la pandemia, las autoridades sanitarias consideraban improbable que el nuevo coronavirus se transmitiese por el aire y estimaban que la principal vía de contagio era el contacto directo. Sin embargo, bajo la presión de la comunidad científica, la Organización Mundial de la Salud (OMS) admitió el 7 de junio pruebas sobre la propagación aérea.

“El debate se tornó más político que científico. Creo que la mayoría de los infectólogos concuerdan en que la vía aérea es un componente de la transmisión aún cuando debatimos su importancia”, afirmó Santarpia.

Linsey Marr, especialista en transmisión aérea de virus, dijo en Twitter que el estudio presenta “sólidas pruebas”.

“Hay virus infeccioso en el aire. Falta saber cuánta cantidad se precisa respirar para ser infectado”, apuntó.

Sin desaceleración

La pandemia del nuevo coronavirus no “muestra señales de disminución” en América, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En conferencia de prensa, Carissa Etienne, directora del organismos dijo que el virus está llegando a países de la costa noreste del continente. Ahora, se reportan aumentos en Bolivia, Ecuador, Colombia y Perú.

Recomendamos: Influenza, Covid-19 y problemas respiratorios agudos, ¿la tormenta perfecta?

La funcionaria informó sobre 900,000 casos nuevos, además de casi 22,000 muertes. La mayoría registrados en Brasil, México y Estados Unidos.

Población vulnerable

Etienne agregó que tres de cada 10 personas (325 millones) en la región tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones. Esto, por la existencia de condiciones cornisas y la fiesta carga infecciosa.

“El impacto de las co-morbilidades sobre la propagación del virus debería ser una llamada de atención para todos los países de América. Usen los datos para adaptar su respuesta y conviertan a la salud en su principal prioridad”, pidió.

Dijo que había algunos puntos positivos. Chile, Argentina y Uruguay hicieron “progresos importantes” en reforzar la vigilancia de la influenza y los programas de vacunación.


Agregó que varios países del Caribe habían implementado efectivas restricciones a los viajes para controlar brotes localizados y, como resultado, ahora habían podido reanudar los viajes no esenciales.

Sin embargo, funcionarios de la OPS advirtieron que la reapertura para atraer los ingresos clave del turismo debería hacerse “gradualmente”. Explicaron que realizar pruebas antes de viajar podría crear una “falsa sensación de seguridad”.

Los funcionarios agregaron que aunque el desarrollo de las vacunas es “esperanzador”, aún podrían surgir problemas en el extendido proceso de introducirlas a la población. Señalaron que la prevención debe seguir siendo la prioridad para los gobiernos de todo América.

(AFP y Reuters)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre