Bill Gates
(Photo: Courtesy)

La visión de que la computadora sería como una ventana a todo lo que la gente desea saber se ha cumplido. Éste fue el primer sueño de William Henry Gates III, mundialmente conocido como Bill Gates. Es el cofundador de Microsoft, compañía desarrolladora de Windows, el software para PC más difundido en el mundo.

Gates, quien nació en 1955, en Seattle, Washington, hoy abre una nueva ventana. Esta vez para apoyar las investigaciones en ciencia y salud.

¿Te gustan nuestros contenidos? Puedes suscribirte gratis a nuestro newsletter

Gates al rescate de la OMS

El gobierno de Estados Unidos era el principal patrocinador de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero el 14 de abril pasado le suspendió su apoyo económico. Bill Gates entró al rescate: se convirtió en el principal financiador del organismo.

A través de la Fundación Bill y Melinda Gates, el empresario y filántropo estadounidense decidió aumentar el financiamiento en 250 millones de dólares, con el fin de seguir apoyando proyectos médicos de aplicación global, sobre todo en el contexto actual de pandemia de Covid-19.  

Estados Unidos aportaba cerca de 900 millones de dólares en el presupuesto de 2018-2019, lo que representa una quinta parte de los 4,400 millones de dólares para ese periodo. Mientras que la Fundación Bill y Melinda Gates donaba 530 millones de dólares, equivalentes a 10 % del total.

Esta asociación fue fundada por Gates y su esposa en 2000, cuando él dejó de lado el negocio del software que había desarrollado con éxito una década atrás. Actualmente, se trata de la organización filantrópica privada más grande del mundo con más de 46,000 millones de dólares en activos.

La fundación, que ha obtenido miles de millones de dólares de aportaciones de otros magnates como Warren Buffett, ofrece también subvenciones a universidades y centros de investigación científica con el objetivo de instrumentar planes para mejorar los estándares de vida de las personas.

Ciencia y tecnología

La premisa sobre la cual está constituida la fundación de Bill y Melinda es entregar, a través de instituciones, lo último en ciencia y tecnología, especialmente para aquellas personas con mayores necesidades.

En los países en desarrollo se enfoca en mejorar la salud y el bienestar de la población, ayudando a los individuos a salir del hambre y la pobreza extrema. Mientras que en países desarrollados como Estados Unidos lucha para garantizar que los jóvenes, especialmente aquellos con la menor cantidad de recursos, puedan acceder a las oportunidades necesarias para mejorar su nivel académico.

En su sitio web, esta fundación expresa que sus proyectos han permitido que cada año millones de personas encuentren formas de salir de la pobreza adoptando nuevas tecnologías, invirtiendo en nuevas oportunidades de negocios o encontrando nuevos empleos.

También señala que “las mujeres y las niñas tienen un poder único para remodelar las sociedades”, pues cuando se enfoca el apoyo en ellas se consigue un efecto dominó que repercute positivamente para que las familias, las comunidades y los países consigan beneficios duraderos.

Otro de sus objetivos es el “aprovechamiento de tecnologías de vanguardia tanto para iniciativas específicas como para el desarrollo de plataformas que puedan proporcionar un apoyo transversal al descubrimiento de medicamentos y productos biológicos”.

La fundación busca catalizar funciones clave que incluyen la inspección continua de la innovación científica y tecnológica en constante cambio alrededor del mundo. 

¿Trabajas como freelance? Escucha las ventajas, desventajas y recomendaciones en nuestro podcast 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre