iStock

Por Rodrigo Pérez Ortega

En toda la historia han existido personas zurdas. Sin embargo, siempre han sido consideradas minoría y, por ello, han sido estigmatizadas. No por nada la palabra siniestro se asocia con lo oscuro y perverso.

La vida para los zurdos sigue siendo difícil. En algunas partes de India, por ejemplo, los niños son forzados a escribir y comer con la mano derecha. “Si estos sujetos son forzados a ir contra su naturaleza, pueden sentirse contrariados, lo que merma su autoestima y productividad”, expone la investigadora Laila Yunes Nicolau, de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Se estima que 10 % de la población mundial utiliza su mano izquierda para escribir, comer y otras actividades, pero muchas herramientas y utensilios de la vida diaria están hechos para diestros.

En el siglo pasado surgió un mito que indica que el hemisferio izquierdo del cerebro es “lógico” y el derecho “creativo”. Se creía que, dependiendo de cuál usa más una persona, su personalidad y capacidades serán más analíticas o artísticas, por lo que los zurdos serían más creativos.

Puedes leer: Jeremy, el caracol que no consiguió el amor por ser zurdo

La comunidad científica no acepta este postulado y, en 2013, un estudio de la Universidad de Utah refutó dicho mito con evidencias sólidas.

Los investigadores analizaron 1,011 individuos y encontraron que no hay un hemisferio completo más dominante que el otro. No obstante, es verdad que el cerebro está lateralizado y, en el caso de algunas funciones concretas, cada hemisferio se especializa en unas. La dominancia de una mano u otra tiene que ver con dicha lateralización. Debido a que hay un “cruce de cables” o decusación –el hemisferio derecho controla las funciones motoras del lado izquierdo del cuerpo y viceversa– los zurdos usan las áreas motoras de la corteza cerebral derecha más que la izquierda.

De igual manera, al imaginarse una acción, se enciende más su corteza derecha.

via GIPHY

Mientras los diestros suelen utilizar la corteza izquierda para procesar el lenguaje, muchos zurdos tienden a usar ambas cortezas más balanceadamente. Esto sucede de manera similar con la percepción de las caras, que normal- mente se da en el lado derecho del cerebro en las personas diestras y en las personas zurdas en ambos hemisferios cerebrales.

De esta forma, en muchos casos no es que el cerebro zurdo sea un espejo del cerebro diestro, sino que está menos lateralizado.

Muchos personajes exitosos, como Jimi Hendrix y Barack Obama, son zurdos y, hoy, se busca crear conciencia de que las personas zurdas son tan capaces como las diestras para reali- zar cualquier función de la vida cotidiana.

Rechazo silencioso

Las personas zurdas sufren algún tipo de segregación, principalmente laboral. En México hay 13 millones de zurdos y todos están protegidos por el artículo 1, párrafo 3, de la Constitución, contra cualquier tipo de discriminación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre