Envato elements

El agotamiento (o burnout) se agregó a la lista de diagnósticos médicos oficiales de la Organización Mundial de la Salud. El agotamiento puede ocurrir cuando enfrentamos estrés laboral crónico, explica David Ballard, director de alto rango de la Oficina de Psicología Aplicada de la American Psychological Association.

En realidad, solo estamos equipados para manejar el estrés en ráfagas cortas, por lo que cuando enfrentamos niveles elevados de estrés en el trabajo durante mucho tiempo, corremos el riesgo de agotarnos.

Aquí hay algunas posibles señales de alerta que los jefes pueden buscar:

Primero en llegar, último en irse

Habrá momentos en que el trabajo requiera largas jornadas, pero solo puedes quemar una vela por ambos extremos durante poco tiempo.

“Esforzarse durante unas pocas semanas está bien… pero después de un tiempo se vuelve realmente perjudicial para tu salud y tu capacidad para trabajar con el mismo nivel de calidad”, explica Leigh Stringer, autora de ‘The Healthy Workplace’.

Lee: ¿Tarde y estresados? Arma un plan de movilidad para tus colaboradores

Los gerentes deben establecer el tono en lo que respecta al equilibrio entre la vida laboral y personal. No temas enfatizar la importancia de tener una vida: pregunta sobre las actividades fuera del trabajo, ofrece arreglos de trabajo flexibles para ayudar a afrontar los pesados horarios y exhibe el comportamiento que deseas ver.

Todo es una prioridad

Los trabajadores que luchan contra el agotamiento podrían tener dificultades para priorizar las tareas .

“Cuando alguien ve que todo tiene una prioridad realmente alta, no sabe qué minimizar y no sabe cuándo detenerse”, comenta Adam Goodman, director del Centro de Liderazgo de la Universidad Northwestern.

Hay silencio

Cuando un empleado típicamente hablador, que a menudo participa en reuniones, que es comprometido y entusiasta, de repente se muestra desmotivado y poco comunicativo, esa persona podría estar en riesgo de agotamiento .

“Sus cuerpos están trabajando, pero su corazón y su alma no, y estás notando una tasa de participación más baja”, asegura Stringer.

Por si no lo viste: Seis tips para evitar el burnout entre tus colaboradores

Desahogarse en el lugar de trabajo es común, y a veces útil. Pero cuando una persona se vuelve demasiado negativa todo el tiempo, sin ofrecer soluciones, podría ser una señal de que está atrapada en una rutina, según Fanning.

 

Problemas cognitivos

Todos cometemos errores . Pero cuando se vuelven repetitivos pueden indicar un problema.

“Si siguen cometiendo el mismo error con frecuencia y no están atentos a ello, podría ser una señal de agotamiento”, menciona Fanning.

Otras señales de alerta son cuando las personas comienzan a tener dificultades para concentrarse y les resulta más complicado resolver problemas o tienen dificultades con la memoria o la toma de decisiones, asegura Ballard.

CON INFORMACIÓN DE CNN.

También puedes leer:

Empresas mexicanas no llenan las expectativas del trabajador del futuro

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre