IStock

El tener aptitudes gerenciales o directivas es esencial para subir en la escalera profesional, pero no tienes que estar en la cima del organigrama para ser un líder en la oficina.

Incluso si no tienes un rol directivo, puedes destacar tus capacidades de liderazgo sin estar por encima de nadie.

“Aprovecha el poder que realmente tienes”, sugiere Janice Shack-Márquez, profesora de liderazgo y dirección en la Universidad George Washington y la Universidad de Maryland. Ella recomienda buscar oportunidades en tu posición actual para mostrar tu liderazgo.

Puedes leer: Enamorarte en la oficina podría aumentar tu productividad

Construye relaciones

La confianza es un factor de peso en la influencia de las personas. Construye relaciones con tus colegas para que seas la persona a la que recurran para pedir ayuda y orientación.

“Si realmente quieres influir en las personas, aplica la regla de oro: trátalas como ellas quieren que las traten”, dijo Mary Abbajay, autora del libro “Managing Up: How to Move up, Win at Work, and Succeed with Any Type of Boss“.

Interpreta el papel

Revisa la descripción de las funciones y las responsabilidades de las personas que están arriba de ti, compáralas con tus obligaciones y anota las habilidades que puedes mejorar y las responsabilidades que puedes asumir.

Ve más allá de la descripción de tu trabajo y encuentra proyectos para unirte o toma la iniciativa de proponer nuevas soluciones que te permitan ejercer un mayor liderazgo.

Lee: Estas cinco apps te ayudarán a desarrollar la técnica Pomodoro

No le temas a la retroalimentación

Nadie es perfecto. Y las personas que pretenden tenerlo todo resuelto no suelen ser los mejores líderes.

Sé abierto a los comentarios y las críticas, y no dudes en preguntar a tus colegas qué es lo que necesitan de un líder.

Comunícate con claridad

Los líderes deben ser buenos comunicadores.

“Los mejores líderes pueden decir muy poco, pero cuando hablan, todos escuchan”, dijo.

Asegúrate de ser parte de la conversación, pero sé conciso y claro al mismo tiempo que muestras tu conocimiento y entusiasmo. Eso significa hacer tu tarea antes de una reunión de suerte que estés preparado y sumes sustancia a las discusiones.

Lee: ¿Qué hacer con el trabajo fuera de tu horario laboral?

Sé un buen seguidor

Un líder necesita seguidores. Así que domina el arte de ser el mejor seguidor de tu jefe.

“Un seguidor poderoso es alguien que puede desafiar a su jefe y también estar dispuesto a alentar y apoyar al jefe y ayudarlo a tener el mayor éxito posible”, dijo Shack-Márquez.

Averigua las prioridades del jefe y levanta la mano para ayudar cuando se necesite. “Si ayudas a tu jefe a tener éxito, existe una buena posibilidad de que tu nombre se mencione en un plan de sucesión”, dijo Garfinkle.

Registra tus logros

Asegúrate de que los jefes estén conscientes de tus logros y capacidades de liderazgo.

Muchos empleados se sienten incómodos con la idea de echarse flores a sí mismos, pero piénsalo como un acto de informar.

Puedes leer: No solo STEM: las humanidades te ayudan a encontrar trabajo

CON INFORMACIÓN DE CNN.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre