iStock

(AFP) – Una de cada cuatro muertes prematuras y de enfermedades en el mundo están relacionadas con la contaminación y otros daños al medioambiente causados por el ser humano, advierte la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en un informe sobre el estado del planeta.

La contaminación atmosférica, los productos químicos que dañan el agua potable y la destrucción acelerada de los ecosistemas vitales para miles de millones de personas causan una suerte de epidemia mundial, de acuerdo con el texto que advierte además de los efectos negativos de este fenómeno sobre la economía.

El informe Global Environment Outlook (GEO), en el que participaron 250 científicos de 70 países durante seis años, destaca la creciente brecha entre las naciones ricas y las pobres: el sobreconsumo, la contaminación y el derroche alimentario en las primeras y la hambruna, la pobreza y las enfermedades en las segundas. 

Al tiempo que aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero, y con ellas el calentamiento del planeta, los desajustes climáticos como las sequías y las fuertes tormentas aumentan la vulnerabilidad de miles de millones de personas.

El Acuerdo de París de 2015 aspira a limitar el calentamiento global a +2 ºC, y de ser posible a +1,5 ºC, respecto a la era preindustrial. En cambio, no existe acuerdo internacional equivalente sobre el medioambiente y los impactos sobre la salud de la contaminación, la deforestación y de una cadena alimentaria industrializada son menos conocidos.

9 millones de muertes 

El informe GEO, que utiliza centenares de fuentes de datos para calcular el impacto del daño al medioambiente, recopila una serie de emergencias sanitarias relacionadas con contaminación de todo tipo.

Las condiciones medioambientales “mediocres” son responsables “de alrededor de 25% de las muertes y de las enfermedades mundiales”, asegura el documento, que cifra en unos 9 millones los decesos de este tipo en 2015.

A falta de acceso al agua potable, 1.4 millones de personas fallecen cada año de enfermedades evitables como diarreas y parásitos.

Los productos químicos evacuados al mar perjudican la salud de “potencialmente varias generaciones” y 3,200 millones de personas viven en tierras degradadas por la agricultura intensiva o la deforestación.

El informe estima, además, que la contaminación atmosférica causa entre 6 y 7 millones de muertes prematuras al año.

Crecimiento en jaque 

“Se necesitan acciones urgentes y de una envergadura sin precedentes para frenar e invertir la situación”, indica el resumen que acompaña el informe de la ONU.

Sin una reorganización de la economía mundial hacia una producción más sostenible, el concepto de crecimiento podría no tener ningún sentido ante las muertes y los costes de los tratamientos sanitarios, según los autores.

“El mensaje central es que, con un planeta sano, se contribuye no solo al crecimiento mundial, sino que también se beneficia a los más pobres que dependen de un aire puro y de agua limpia”, considera Joyeeta Gupta, copresidenta del GEO.

“A la inversa, un sistema en mal estado de salud causa daños inmensos en las vidas humanas”.

La contaminación mata a 1,7 millones de niños al año, dice OMS. Entérate aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre