Envato elements

Con información de Jeanne Sahadi

Los directores ejecutivos de las empresas son figuras de éxito y poder. Sin embargo, estos líderes no quedan exentos que tomar decisiones poco acertadas. 

Te compartimos cuatro errores comunes que cometen los CEO dentro de sus organizaciones.  

Lee: El lugar donde se sienta el CEO es importante

Tardar en despedir a alguien de su equipo 

No actuar rápidamente para despedir a un subordinado directo que no está dando los resultados esperados, es uno de las situaciones más comunes que les ocurre a los directores ejecutivos, según el grupo de consultoría de liderazgo Heidrick & Struggle.

Pero, ¿por qué ocurre? Los CEO pueden tardar en tomar esta decisión porque en el fondo sienten que un poco de culpa, pues quizá fue él quien llevó al elemento a la compañía. También puede ser que tengan una estrecha y larga relación. 

“Los presidentes ejecutivos se convencen a sí mismos: ‘Puedo salvar a esta persona. Si solo tengo suficiente tiempo para trabajar con ella, puedo hacerlo cambiar’”, señaló Mark Nadler, director y cofundador de la firma de consultoría de liderazgo NadlerAdvisoryServices.

Perder comunicación con su equipo 

Es importante que los CEO no pierdan la comunicación con  los gerentes intermedios y de los empleados que dan la cara al cliente, ya que si se pierde el vínculo de comunicación, más adelante no se contará con toda la información necesaria para la toma de decisiones en la compañía.

“Ellos son los primeros en comprender lo que está sucediendo en el mercado y que podría ser una amenaza para ti”, apunta Nadler.

Steve Morse, miembro senior del consejo de la práctica de asesoramiento de presidentes ejecutivos en Russell Reynolds Associates, recomienda que los CEO pasen tiempo en el campo en sus primeros 18 meses. 

No evaluar a su compañía 

Los CEO deben evaluar a su empresa desde el núcleo de ésta, es decir,  analizar hacia dónde deben dirigirse y lo que se necesitará para llegar allí de manera realista. 

“Los CEO pueden decir sí a demasiadas iniciativas y dar aprobación a demasiados presupuestos y diluyen la compañía”, dijo Ron Carucci, cofundador de Navalent, que trabaja con presidentes ejecutivos que buscan un cambio transformador.

No estar consciente de sus defectos 

Todos aportan un bagaje emocional al trabajo: neurosis, ira, autodesprecio, paranoia, sentirse como un impostor … la lista es larga.

Pero los presidentes ejecutivos que no se dan cuenta de cuáles son sus disparadores emocionales pueden causar mucho daño.

“Como CEO, puedes lastimar a muchas personas. Tus patologías casi siempre jugarán un papel importante en una mala decisión”, dijo Carucci. “Si eres malhumorado como gerente intermedio, cubrirás con una gran nube la compañía como CEO”.

Te recomendamos: Ocho habilidades que debe tener un CEO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre