Crisis del sargazo: los seres humanos tenemos parte de la culpa
Notimex

El sargazo es una macroalga marina que flota en la superficie del océano y que sirve de hogar para una increíble variedad de especies marinas, ya que les proporciona refugio y alimento, de acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). 

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) destaca que peces, camarones, cangrejos y tortugas, entre otras especies, viven en éste. Entonces, ¿por qué es un problema?

Durante el último año se han registrado cantidades atípicas de esta alga en diferentes zonas, entre estas las costas del caribe mexicano, debido a múltiples factores, como el aumento de la temperatura del agua, las corrientes marinas y los vientos, según la Semarnat, todo esto vinculado al cambio climático, agregó el experto Roberto Parra.

El investigador del Centro del Agua para América Latina y el Caribe y catedrático del Tecnológico de Monterrey explicó que estos cambios desplazan el sargazo a las costas del caribe procedente del Mar de los Sargazos (océano Atlántico).

A esto se suma el aumento de residuos orgánicos que fertilizan el sargazo, lo que da como resultado su rápido crecimiento, al grado de duplicar su biomasa cada 18 días, algo que “rebasa por mucho el equilibrio ecológico”, dijo Brigitta Ine van Tussenbroek, investigadora del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICML), en un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“El sargazo es un indicador de la creciente contaminación y aumenta hasta cien veces los daños ocasionados directamente por la actividad humana en los mares y costas caribeñas, en donde hay asentamientos irregulares y malos tratamientos de aguas negras y grises”, detalló. 

Si bien en cantidades normales esta alga es benéfica para el ecosistema, su exceso lo perjudica al provocar ausencia de luz y falta de oxigenación. Al menos 72 especies marinas son afectadas por este fenómeno de acuerdo con Rosa Elisa Rodríguez, también investigadora del ICML.

El problema del sargazo no es exclusivo del Golfo de México, sino que afecta a todo el mundo, y es un fenómeno que seguirá ocurriendo en los siguientes años, prevén los especialistas. 

¿Qué hacer?

En este contexto, Miguel Ángel López, profesor del Centro del Agua para América Latina y el Caribe, consideró urgente revisar las descargas residuales de la costa de Quintana Roo y velar por el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana, así como hacer una valoración de la cantidad de nutrientes presentes en el mar. 

Roberto Parra indicó que el asunto del sargazo en las costas del Caribe debe abordarse de forma “integral”, pero además reconoció en ello la oportunidad para el desarrollo de empresas de base tecnológica, pues esta alga puede transformarse en productos de valor como: zapatos, bolsas y proteínas. 

El Tecnológico de Monterrey ya está gestando proyectos para el desarrollo de procesos, adelantó, como el de Jesús Abraham Maya, alumno de PrepaTec, campus Querétaro, quien produce popotes biodegradables con algas.

Gustavo Hernández, especialista en biotecnología marina adscrito al departamento de Desarrollo de Tecnologías del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (Cicimar), es otro ejemplo, pues desde el año pasado utiliza el sargazo para la producción de alginatos.

CON INFORMACIÓN DE CONECTA/EXPANSIÓN

Sargazo en el Caribe mexicano podría aumentar masivamente este mismo año. Entérate aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre