ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / AFP

Hay más de 100 proyectos y una decena de ensayos clínicos, todos con un solo objetivo: encontrar una vacuna eficaz contra la Covid-19 en unos meses. La agencia AFP realizó una actualización de los últimos reportes sobre la cura contra el nuevo coronavirus.

Hasta el cierre de abril la Organización Mundial de la Salud tenía registro de 76 iniciativas de las cuales 5 ya estaban en la fase de ensayos. Al 11 de mayo esa cifra aumentó a 110 con ocho en pruebas. La London School of Hygiene & Tropical Medicine tiene conocimiento de 157 proyectos de los cuales 11 ya hacen los tests correspondientes.

La OMS los clasifica en ocho categorías distintas: vacunas del tipo ‘vivas atenuadas’ o ‘inactivas’, vacunas llamadas subunitarias a base de proteínas (con un antígeno al sistema inmunitario, sin partículas virales). 

Otras son vacunas ‘con vector viral’, hechas con tecnología de punta para fabricar un virus con el único objetivo de provocar la reacción inmunitaria en las personas; unas más ‘de ADN’ o ‘de ARN’, productos experimentales que usan fragmentos de material orgánico modificado.

Pero el camino hacia una vacuna eficaz es tortuoso y solo un puñado podrán tener éxito, dice la investigadora británica Sarah Caddy, de la fundación Wellcome Trust y de la Universidad de Cambridge.

¿Hay la posibilidad de que no se encuentre una vacuna? “En investigación, nunca se descarta nada”, responde el director científico del Instituto Pasteur, Christophe d’Enfer, citando el ejemplo del VIH.

Algunos laboratorio ya se declaran listos para producir millones de vacunas aún cuando todas estén en fase experimental. Son los casos de Sinovac Biotech, de nacionalidad china, que ya tiene hasta el nombre de Coronavac para comercializarlo, y de Pfizer.

Barney S. Graham explica que el desarrollo de vacunas dura años: “Tener vacunas aprobadas y disponibles para ser distribuidas a gran escala, para fines de 2020 o incluso 2021, sería algo nunca visto”

La primera cuestión que deberá plantearse cuando se logre algún resultado positivo será la disponibilidad. “Todo el mundo teme que se las apropien los países que antes hayan puesto en marcha las capacidades de producción en su territorio”, dijo en entrevista radiofónica Marie-Paule Kieny de la OMS.

En abril la Organización Mundial de la Salud llevó a cabo una reunión internacional -de manera virtual- para garantizar la distribución equitativa de vacunas, pero no hubo representantes de Estados Unidos o China.

Con información de la agencia AFP.

La baja mutación del coronavirus abre la puerta a una vacuna general

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre