iStock

El confinamiento por la contingencia del nuevo coronavirus ayudó a mejorar la contaminación del aire pero el cambio climático no se va a reducir ‘de pronto’, consideró Josef Aschbacher, director del programa de observación terrestre de la Agencia Espacial Europea.

Para dejarlo más claro, el representante de la ESA lo comparó con el consumo de tabaco: “si has fumado toda tu vida y dejas de fumar dos meses es bueno para tus pulmones, pero no te quita lo que has fumado”.

Aschbacher precisó que los valores asociados a la contaminación por tránsito han bajado casi un 50% pero el dióxido de carbono, principal preocupación respecto al cambio climático, sigue en niveles muy altos.

En la misma teleconferencia también participó Paolo Vineis, epidemiólogo del Imperial College de Londres. El especialista reconoció que aún no hay evidencias que vinculen a la pandemia de Covid-19 con el cambio climático, como sí ha ocurrido con casos como el ébola.

“Estamos poniendo al planeta bajo estrés con prácticas como la deforestación o la ganadería intensiva que están asociadas al asedio de especies, lo que podría repercutir en una gran frecuencia y severidad de las epidemias”, dijo Vineis.

La agencia organizó el ciclo de videoconferencias “El mundo después de la Covid-19” con la participación de especialistas en distintos campos a lo largo de cinco sesiones, la primera de ellas enfocada al impacto de la crisis en el cambio climático.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre